La estatal eléctrica de Cuba prevé apagones simultáneos en hasta un 34 % de la isla

Compartir
Compartir articulo

La Habana, 4 feb (EFE).- Cuba sufrirá apagones simultáneos en hasta un 33,6 % del país este domingo por averías y reparaciones en las centrales termoeléctricas, así como por la falta de combustible, según alertó la empresa estatal Unión Eléctrica (UNE), en una jornada en la que las fuertes lluvias, asociadas a una baja extratropical, han provocado cortes en algunos puntos de La Habana.

La isla registra desde hace más de una semana tasas de afectación diarias -el porcentaje de la demanda máxima que no es capaz de satisfacer la generación- de entre el 20 y el 34 %, lo que lastra a la economía y genera descontento social.

Tras años con serias dificultades para asegurar el suministro -especialmente en los veranos de 2021 y 2022-, la situación energética se había estabilizado en los últimos meses, pero con el cambio de año se han registrado grandes caídas puntuales de la capacidad de generación.

El informe diario de la empresa estatal Unión Eléctrica (UNE), dependiente del Ministerio de Energía y Minas, calcula para el horario de mayor consumo, en la tarde-noche, una capacidad de generación eléctrica de 1.935 megavatios (MW) y una demanda máxima de 2.800 MW.

De esta forma, el déficit -la diferencia entre oferta y demanda- será de 865 MW y la afectación -los circuitos que se desconectarán- alcanzará los 940 MW en el "horario pico".

A los problemas de suministro e infraestructuras se le suman las fallas que se han acumulado en la capital tras el paso de una baja extratropical, que este domingo ha dejado tras de sí inundaciones puntuales, postes caídos y cableado suelto.

El sistema eléctrico cubano se encuentra en una situación precaria, evidente en los frecuentes fallos y roturas de sus obsoletas centrales terrestres, a causa de la falta crónica de inversiones y mantenimiento.

La falta de divisas del Estado también ha lastrado la importación de combustible, lo que afecta también a la producción energética, que depende de estos de forma mayoritaria.

El Gobierno cubano ha rentado en los últimos cinco años hasta siete centrales eléctricas flotantes a la empresa turca Karpowership para paliar la falta de capacidad de generación, una solución rápida pero temporal, contaminante y costosa.

Los frecuentes cortes en el suministro eléctrico dañan a la economía -que en 2023 se contrajo entre un 1 y un 2 %- y atizan el descontento social en una sociedad ya gravemente afectada por una crisis económica desde hace tres años.

Los apagones han sido uno de los detonantes de las protestas de los últimos años, incluidas las del 11 de julio de 2021, las mayores en décadas. EFE

jce/cpy