Organismos nicaragüenses piden a Costa Rica esclarecer atentado contra dos exiliados

Guardar

Nuevo

San José, 10 ene (EFE).- Dos organismos nicaragüenses exigieron a Costa Rica esclarecer el atentado que dejó este miércoles gravemente herido al opositor nicaragüense Joao Maldonado, en el segundo ataque de este tipo que sufre en este país centroamericano.

El exiliado y desnacionalizado Maldonado, junto a su pareja, Nadia Robleto, fueron heridos por dos hombres en moto que les dispararon cuando viajaban en su vehículo por San Pedro Montes de Oca, en el sector este de San José.

"El Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más urge al Estado de Costa Rica que cuanto antes esclarezca el nuevo atentado contra la vida del exiliado Joao Ismael Maldonado Bermúdez, de 34 años, y Nadia Robleto, de 37 años, ocurrido hoy a plena luz del día en la calle principal de Montes de Oca, en San José", señaló ese organismo en una declaración.

Por su lado, la Unidad de Exiliados Nicaragüenses (UEN), a la que pertenece Maldonado, exigió "el esclarecimiento de los hechos delictivos que han atentado contra su integridad física y el derecho universal a la vida".

Maldonado, expresidente de la Federación Nicaragüense de Sambo y exatleta de las selecciones nacionales de judo y sambo, recibió varios disparos y fue trasladado en condición crítica a un hospital de San José, según la Cruz Roja costarricense, que reportó el hecho sin identificar a la víctima. No se ha precisado el estado de salud de Robleto.

Según amigos de Maldonado, citados por la prensa nicaragüense exiliada en Costa Rica, el opositor se encuentra en estado grave de salud y bajo protección del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), que, por su lado, dijo que investiga el caso.

"Este es el segundo y grave atentado contra Maldonado. El 11 de septiembre de 2021 fue también baleado en Bello Horizonte, de Escazú y hasta la fecha este otro atentado no ha sido plenamente esclarecido", criticó el Colectivo.

Ese organismo observó que Costa Rica es suscriptora de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 y la Convención Americana sobre Derechos Humanos, instrumentos de carácter vinculante que obligan al Estado a la protección a la vida, integridad y seguridad de las personas solicitantes de refugio o refugiadas dentro del país.

Después del primer atentado en septiembre de 2021, Maldonado se encontraba bajo protección del Estado costarricense contra nuevas amenazas de muerte.

Ese Colectivo también solicitó a la Embajada de España en Costa Rica que "realice las gestiones pertinentes en el marco del derecho a recibir protección consular", debido a que el Gobierno español le otorgó a Maldonado la nacionalidad por carta de naturaleza a finales de mayo de 2023.

En tanto, la UEN condenó "la persecución sistemática y transfronteriza que sufre Maldonado y su familia. Estamos convencidos que se trata de una nueva persecución del régimen de Ortega-Murillo contra la oposición nicaragüense radicada en Costa Rica", advirtió.

Instó, por tanto, al Estado costarricense a que haga seguimiento a los casos y denuncias de persecución de nicaragüenses en Costa Rica "por grupos que operan en el país auspiciados por la dictadura de Nicaragua".

En 2018, Maldonado participó en las protestas contra el Gobierno del presidente Ortega en Nicaragua, en las que murieron al menos 355 manifestantes según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Maldonado, ingeniero de profesión, es hijo del fallecido mayor en retiro del Ejército de Nicaragua Tomás Maldonado, quien estuvo preso entre agosto de 2018 y junio de 2019, tras participar en protestas contra Ortega. EFE

mg/gf/gad

Guardar

Nuevo