Israel recrimina a la ONU su "silencio" ante las denuncias de violencia sexual cometida por Hamás

Compartir
Compartir articulo
infobae

El embajador de Israel ante la ONU, Gilad Erdan, ha reprochado este lunes a la ONU en general y a ONU Mujeres en particular su "silencio" ante la violencia sexual perpetrada por los milicianos del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en su incursión en territorio israelí del pasado 7 de octubre. "Tristemente, los mismos organismos internacionales que deberían defender a todas las mujeres han demostrado que cuando se trata de israelíes, la indiferencia es aceptable. Para estas organizaciones las mujeres israelíes no son mujeres. La violación de israelíes no es una violación", ha argumentado Erdan durante un acto en Nueva York. Para Erdan el "silencio" de estos organismos es "ensordecedor". "He mandado fotografías, pruebas en fotografías en dos cartas a ONU Mujeres de los crímenes de Hamás y las dos han sido ignoradas", ha explicado. "Hace dos días, casi dos meses después de la masacre de Hamás, ONU Mujeres ha mostrado una pizca de reconocimiento, pero es demasiado poco, demasiado tarde. ONU Mujeres ha ignorado todas las pruebas", ha denunciado en referencia al comunicado del pasado 1 de diciembre en el que el organismo internacional pedía investigar esta violencia sexual. "En lugar de apoyar de inmediato a las víctimas, ONU Mujeres ha insinuado sin ningún pudor que la violencia de género de Hamás sea investigada por un organismo de la ONU descaradamente antisemita", ha apuntado en referencia a la comisión de investigación creada para recopilar pruebas de los crímenes cometidos por las dos partes tanto en Isarel como en los territorios palestinos. "La investigación que realmente se necesita es una investigación sobre la indiferencia de ONU Mujeres ante los crímenes atroces cometidos contra mujeres israelíes", ha remachado. Para Erdan, esta violencia sexual "estaba planificada", se hizo "cumpliendo órdenes". "Hamás perpetró violaciones y violencia sexual, crímenes imperdonable utilizados como armas de guerra", ha asegurado. "Deshonrar y mutilar a mujeres y niñas israelíes, exhibir sus cuerpos desnudos en las calles mientras la gente jaleaba... Ha sido premeditado. Ha sido planificado. Ha sido ordenado. Ordenaron a los terroristas de Hamás cometer estos actos de pura maldad para aterrorizarnos a nosotros y a nuestras familias", ha resaltado. "Israel ha sufrido la masacre más brutal desde el Holocausto. Las atorcidades perpetradas por Hamás son peores que las de Estado Islámico. Algunos dicen que más crueles y bárbaras que las de los nazis. Asesinaron y decapitaron a bebés (...). Por eso precisamente este mal debe ser erradicado. Hamás no tiene sitio entre la humanidad", ha remachado. Más tarde, el portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Matthew Miller, ha planteado en rueda de prensa que Hamás no quiere liberar a las mujeres que aún tiene secuestradas para que no denuncien "lo que les ha pasado". "Siguen manteniendo mujeres retenidas. Siguen manteniendo a niños retenidos. Parece que una de las razones por las que no quieren entregar a mujeres que tienen como rehenes y el motivo por el que terminó la tregua es que no quieren que esas mujeres puedan hablar de lo que les ha pasado durante su cautiverio", ha indicado Miller. "Poco puedo decir de Hamás y sobre cómo trata a los civiles. En particular sobre cómo trata a las mujeres", ha añadido el responsable estadounidense. Precisamente Hamás ha emitido un comunicado negando estas acusaciones de violencia sexual, unas "mentiras infundadas". "Son campañas sionsitas para fomentar mentiras infundadas y acusaciones para demonizar a la resistencia palestina", ha señalado el grupo.