Favoritismo de Francia, las incógnitas de Países Bajos y Austria en un grupo por definir

Compartir
Compartir articulo

Madrid, 2 dic (EFE).- El éxito en la Eurocopa es uno de los asuntos por cumplimentar de la poderosa selección de Francia y de su inigualable generación que irrumpe en Alemania 2024 con el cara a cara exigente frente a Países Bajos y la incógnita de Austria a la espera de definir el cuarteto, el Grupo D, con un representante de la repesca.

La composición del grupo está a medio terminar. A franceses, austriacos y neerlandeses se sumará el vencedor de la serie entre Polonia, Estonia, Gales y Finlandia, los cuatro que jugarán por una plaza en la fase final.

Mientras se define la situación Francia transita como favorita a las eliminatorias. Lo hubiera sido en cualquier combinación, ante cualquier rival. Ataviada por una de las mejores camadas de la historia de su fútbol tiene en el torneo continental un asunto pendiente. Con Kylian Mbappe como referencia y Antoine Griezmann como escudero, tiene futbolistas para elegir. Aurelien Tchouameni, Eduardo Camavinga, Ousmane Dembele o el joven Warren Zaire Emery son parte del ejército de Didier Deschamps que cumple con las expectativas en los Mundiales pero no tanto, recientemente, en Eurocopas.

Campeón en Francia 1984 y en Bélgica y Países Bajos 2000, se quedó en puertas en Francia 2016, superada por Portugal. En la última, la del 2020, fue despachada en octavos por la sorprendente Suiza.

En los Mundiales, sin embargo, ha estado en la final en las dos últimas, en Rusia, donde fue campeón, y en Qatar, subcampeón tras perder contra Argentina.

Afronta el compromiso como candidato claro al éxito frente a Países Bajos, veneno del bombo 3 del sorteo. Era uno de los huesos el cuadro de Ronald Koeman plagado de reputación y de grandes futbolistas en su plantel.

Vencedor del torneo en Alemania 1988 disputa su segunda fase final europea consecutiva después de la del 2020 y tras perderse la del 2016. No pasó de octavos en su última presencia el conjunto oranje que ha alcanzado tres veces las semifinales y que llegó a cuartos de final en Qatar 2022. Esa es su auténtica referencia.

Sin la determinación de hace años cuenta con futbolistas de nivel que pretenden la consolidación en un gran torneo. Con Frankie De jong como referencia, ejerce de líder el jugador del Barcelona amparado en la experiencia de Virgil Van Dijk, Memphis Depay y ya asentados como Denzel Dumfries junto a la irrupción de Cody Gakpo o Wout Weghorst, sobre todo, Xavi Simons a los que se unen otros como Mats Wieffer, Quilindschy Hartman o Tijani Reijnders.

Para Austria la presencia en la Eurocopa es algo habitual. Ha jugado tres de las cuatro más recientes, solo se perdió la de Polonia y Ucrania. Ahora afronta la tercera consecutiva después de una fase de clasificación solvente con el reputado Ralf Rangnick en el banquillo.

La intención de David Alaba y compañía es romper la barrera de octavos de final, su mejor actuación, en la del 2020. Antes no pasó de la fase de grupos. Pero le va a Austria en los Campeonatos del Mundo a los que no acude desde Francia 1998.

El jugador del Real Madrid es el motor del combinado austríaco que alumbra también Konrad Laimer, del Bayern Múnich. Dado el grupo y a la espera de lo que determine la repesca, su idea es la clasificación. Como segundo o como uno de los cuatro mejores terceros. EFE

apa/jl