Incautan bienes del expresidente salvadoreño Sánchez Cerén

Guardar

Nuevo

SAN SALVADOR (AP) — El Ministerio Público salvadoreño embargó el jueves una vivienda, tres vehículos y dos cuentas bancarias al expresidente Salvador Sánchez Cerén que, supuestamente, adquirió producto de actividades ilícitas cuando ejerció los cargos de vicepresidente y presidente del país.

La Fiscalía informó que los bienes incautados se encuentran registrados a nombre de William Oswaldo Vaquero León, yerno del expresidente Sánchez Cerén, que suman 1,2 millones de dólares.

El exmandatario fue acusado en agosto por los delitos de lavado de dinero y activos y de peculado, junto a otros 16 exempleados de Casa Presidencial y personas particulares, por presuntamente participar en una red de corrupción que se apropió de más de 183 millones de dólares de las arcas del Estado.

El Grupo contra la Impunidad de la Fiscalía General de la República asegura tener las pruebas para comprobar que los imputados habrían lavado esa cantidad del presupuesto de gastos reservados de la presidencia durante el mandato de Sánchez Cerén (2014-2019).

Asegura la Fiscalía que también habrían desviado 3,9 millones de dólares de las donaciones del gobierno de Taiwán.

Entonces, en agosto de 2020 el gobierno del exguerrillero Sánchez Cerén anunció que El Salvador rompía relaciones con Taiwán e inmediatamente las estableció con la República Popular China.

Según la investigación, 155 millones de dólares fueron retirados en efectivo y el resto fue destinado a pago de supuestos proveedores que no tendrían ninguna relación con la presidencia.

Sobre Sánchez Cerén también pesa la acusación de haber recibido fondos ilícitos por un total de 530.000 dólares cuando ejerció como vicepresidente de la República y ministro de Educación ad honorem en el gobierno del presidente Mauricio Funes (2009-2014)), también del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

En junio de 2021 un juez decretó la detención provisional de 10 exfuncionarios del gobierno del expresidente Funes, entre ellos Sánchez Cerén, para ser procesados por los delitos de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

Un día después de que ese juez emitiera una orden de búsqueda y captura contra el exmandatario, el gobierno de Daniel Ortega le otorgó la nacionalidad nicaragüense a Sánchez Cerén. Además, fueron nacionalizados, su esposa, su hija y uno de sus nietos.

La constitución nicaragüense prohíbe la extradición de sus ciudadanos.

Funes tiene cinco procesos penales abiertos en varios juzgados de El Salvador, entre ellos, el juicio por el desvío de 351 millones de dólares que, según la Fiscalía, fueron a parar a cuentas de testaferros, de familiares y de sus allegados.

Guardar

Nuevo