Noruega limitará el acceso de sus puertos a los barcos de pesca rusos

Guardar

Nuevo

Noruega, uno de los pocos lugares de Europa donde los barcos rusos de pesca pueden aun atracar, anunció el jueves que limitará su acceso y reforzará los controles para evitar que Rusia no se aproveche para evitar las sanciones.

"Seguimos de cerca las actividades rusas en las aguas y puertos noruegos para evitar que Noruega no se convierta en un país de tránsito para transportar ilegalmente bienes hacia Rusia", declaró la jefa de la diplomacia noruega, Anniken Huitfeldt, en conferencia de prensa.

En la práctica, los barcos de pesca rusos ya no podrán hacer escala salvo en Kirkenes y Båtsfjord, sobre las riberas del mar de Barents, así como en Tromsø, al borde del mar de Noruega. Los controles aduanales a bordo de los barcos serán también intensos.

Aunque la causa principal es impedir Rusia evite las sanciones occidentales que le impiden importar muchos bienes y mercancías, Noruega precisó que la decisión se inscribe en un contexto más amplio de vigilancia creciente alrededor de sus instalaciones petroleras y de gas en el mar y en el litoral.

Noruega, ahora el mayor proveedor de gas de Europa, reforzó la seguridad de sus infraestructuras energéticas.

Esto debido a las explosiones submarinas que afectaron los gasoductos Nord Stream 1 y 2 la semana pasada en el mar Báltico y el robo de drones señalado cerca de algunas plataformas marinas.

Aunque no es miembro de la Unión Europea, el país escandinavo adoptó la casi totalidad de las sanciones que Bruselas tomó contra Rusia por la invasión de Ucrania.

A fines de abril decidió cerrar sus puertos a barcos rusos, excepto los de pesca, ya que existe una cooperación bilateral en esa materia, que el gobierno noruego espera continuar.

phy/map/er/eg/mb

Guardar

Nuevo