AP
AP

Muhammad Ali, ex campeón mundial peso pesado de boxeo, murió a los 74 años debido a un choque séptico provocado por causas naturales no especificadas, dijo este sábado el vocero de la familia.

Después de su fallecimiento circuló la información de que el boxeador había fallecido por una falla respiratoria, pero finalmente está información fue rectificada.

Un fallo séptico es una insuficiencia circulatoria aguda, secundaria a una infección bacteriana. Es la forma más grave de la respuesta inflamatoria.

Ali, quien padeció durante largo tiempo el mal de Parkinson, murió a las 21.10 hora local del viernes (04:10 GMT del sábado), dijo el vocero Bob Gunnell en una conferencia de prensa en Scottsdale, Arizona, cerca del hospital en el que el boxeador había sido internado por problemas respiratorios.

 AP 162
AP 162

En sus últimas apariciones públicas, Alí lucía cada vez más frágil. El 9 de abril, usó lentes de sol y se sentó encorvado durante una cena anual en Phoenix, en la que se recaudan fondos para la lucha contra el Parkinson.

Su última aparición pública formal antes de aquel acto data de octubre, cuando estuvo en un homenaje que le rindió la revista Sports Illustrated en Louisville, Kentucky, su ciudad natal. En el acto participaron sus ex contrincantes George Foreman y Larry Holmes.

Sobre el Parkinson se recuerda el momento en que, tembloroso, encendió el pebetero olímpico de los Juegos de 1996 en Atlanta. Pese a la enfermedad, el ex boxeador mantenía una ocupada agenda hasta fechas recientes. Sin embargo, no hablaba en público desde hace años.

Varios médicos consideran probable que

la enfermedad haya sido provocada por los miles de puñetazos que Alí recibió en su exitosa carrera.

Leyenda del deporte y en algún momento el hombre más famoso en todo el planeta,

Alí vivió lejos de los reflectores en la zona de Phoenix con su cuarta esposa, Lonnie, con quien se casó en 1986.