El calvario de un opositor preso en Venezuela: descargas eléctricas, golpes, asfixia y amenaza de violación

  163
163

Durante una entrevista exclusiva otorgada a El Nacional Web, Joel García, abogado de Lugo, reveló cómo ha sido el proceso penal del estudiante. Jheremy Lugo fue detenido el pasado 18 de mayo por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional en las adyacencias de la plaza Altamira, luego de participar en una manifestación opositora.

"Jheremy y todos los demás muchachos fueron objeto de salvajes torturas. Han sido víctimas de descargas eléctricas, golpes y asfixia con bolsas con insecticida. Además, los obligaron a comer arepas con moscas y los amenazaron con violarlos", informó.

En las audiencias de presentación que se llevaron a cabo entre lunes y miércoles, Jheremy tuvo el derecho de palabra. En su discurso describió con detalles las torturas a las que fue sometido. También desmintió su testimonio grabado en video, forzado por funcionarios, en el que habla en contra de los dirigentes opositores.

Durante sus declaraciones en la sala del tribunal, Lugo se bajó los pantalones y alzó su camisa para mostrar a la jueza María Magdalena Díaz los hematomas y contusiones que tenía en el cuerpo como resultado de las agresiones por parte de los funcionarios.

Los delitos que se le imputan son homicidio agravado en grado de frustración, instigación a delinquir, daños a la propiedad pública y agavillamiento.

El joven también fue víctima de la represión en 2014, cuando efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana le dispararon a quemarropa cuando se encontraba protestando en Santa Fe. El portal venezolano La Patilla publicó en ese momento un video del episodio.