La gobernadora Maria Eugenia Vidal anunció un plan de obras hídricas para la provincia de Buenos Aires por $ 15.000 millones durante los próximos 4 años. El foco estará en seis cuencas provinciales que tienen que ver con los ríos Areco; Luján; Reconquista; Matanza-Riachuelo; la región centro de La Plata, Berisso y Ensenada y la cuenca del Salado y el Río V en el interior provincial.

En este contexto, el subsecretario de Recursos hídricos provincial, Rodrigo Silvosa, anticipó en InfobaeTV que el gobierno bonaerense construirá "estaciones meteorológicas en varias áreas claves que permitirán conocer el nivel de lluvias y el caudal de agua para así con un área específica gestionar el riesgo y gestionar la emergencia".

"Todo el mundo se quedó con el anuncio de las obras hídricas, pero esto es muy relevante", dijo el politólogo y mano derecha de Edgardo Cenzón, ministro de Infraestructura bonaerense. "Las obras no resuelven el 100% de las inundaciones pero ayudan en lluvias menores. Hoy la provincia con lluvias no tan importantes tiene problemas", añadió.

El funcionario dijo que están armando un plan de alerta temprana y un equipo de emergencia que monitorea las situaciones "para reaccionar a tiempo y con antelación".

En cuanto al pasado, Silvosa recordó que "no existía un área específica para administrar el recurso agua como si existe hoy y que eso sólo constituye un símbolo de qué lugar quiere darle la gobernadora a la cuestión".

El subsecretario apuntó que "no había una dedicación e inclinación a resolver el tema de fondo" que "no estaba el presupuesto" y que "había muchas obras que estaban paralizadas". Por eso, dijo, "después de reordenar el esquema financiero estamos volviendo a poner en marcha la mayoría de las obras que vamos a terminar en el menor plazo posible".

Río Luján, inundaciones e intendentes

Respecto a la cuenca del río Luján, cuyas obras costarán cerca de $ 5.000 millones, el funcionario recordó que "había leyes que hasta autorizaban a conseguir los fondos pero no estaban los estudios y los planos de las obras". Con esto anticipó que recién el año próximo comenzarán a ejecutarse aunque se comprometió a hacerlas "en simultáneo desde marzo del año que viene".

En este sentido insistió que "estamos focalizados en resolver los problemas" y recordó que "en 2014 Luján se inundó dos veces y la ciudad no pese a tener el registro de lluvia más alto de la historia de las mediciones".

Durante el diálogo con Infobae, Silvosa dijo que es necesario "armar una defensa de las ciudades en el corto plazo" y valoró las reuniones con los 135 intendentes "con los que hemos acordado las obras importantes".

"Trabajamos con todos por igual sin distinción de partidos políticos. A todos les distribuimos fondos y con todos vamos a hacer obras", sentenció el funcionario de 38 años tras remarcar que "a todos le sugerimos que hagan licitaciones públicas y compulsa de precios porque la compra directa debe ser excepcional".

Finalmente, sobre las inundaciones en el litoral, el funcionario dijo: "Nos trae problemas en la bajada del Paraná y en la zona costera de San Pedro y Baradero, pero mientras no haya lluvias no habrá más problemas".