Involucrado en los Panamá Papers, David Cameron presentó sus impuestos

El primer ministro británico, David Cameron, dijo que la propuesta fue \insuficiente\"" Reuters 163
El primer ministro británico, David Cameron, dijo que la propuesta fue \insuficiente\"" Reuters 163

David Cameron publicó este domingo sus impuestos para tratar de socavar las sospechas sobre su fortuna personal, a una semana de quedar involucrado en el escándalo de Panamá Papers por su participación en una sociedad offshore.

Inicialmente el primer ministro británico negó que se había beneficiado a partir de ese fondo, lo que causó un gran revuelo y se agravaron sus problemas en momentos difíciles para su Gobierno conservador.

Su partido está profundamente dividido antes de un referéndum del 23 de junio respecto a si Gran Bretaña debería permanecer o abandonar la Unión Europea y el Gobierno se ha visto forzado a echar pie atrás en recortes de beneficios sociales y enfrenta acusaciones de no proteger a la industria siderúrgica.

Tras decir el sábado que pudo haber manejado mejor las consecuencias de las revelaciones de los Panamá Papers, Cameron publicó detalles normalmente confidenciales de sus registros tributarios de los últimos seis años.

Pero cualquier esperanza de que eso zanjara el tema duró poco, dado que los principales periódicos dominicales se centraron en un regalo de 200.000 libras esterlinas (282.500 dólares) que recibió el primer ministro de parte de su madre en 2011, lo que sugiere que eso podría ser un modo de evitar pagar impuestos por herencia.

LEA MÁS:

Una fuente en la oficina de Cameron en Downing Street dijo que esa sugerencia era inexacta, que el regalo había sido declarado y que se trataba del presente de una madre a su hijo de la misma forma legal en que lo hacen cientos de miles de británicos todos los años.

El líder del opositor Partido Laborista, Jeremy Corbyn, acusó a Cameron de engañar al público al emitir cuatro comunicados distintos en cuatro días antes de admitir finalmente que se había beneficiado del fondo de su padre.

Cameron no es acusado de hacer nada ilegal, pero la última semana ha sido dañina para él porque los distintos comunicados que emitió antes de admitir la verdad crearon la impresión de que tenía algo que esconder.

Decenas de políticos y empresarios han sido implicados en los Panamá Papers, incluyendo al primer ministro de Islandia, que dimitió tras las revelaciones. Los 11,5 millones de documentos filtrados desde el bufete de abogados panameño Mossack Fonseca detallan la creación de más de 200.000 empresas en paraísos fiscales "offshore".