Después de tres años al margen del sistema, Diego Cagna volverá a ejercer sus funciones como director técnico tras llegar a un acuerdo con la directiva de San Martín de Tucumán, elenco que milita a los tumbos en el Federal A y tiene como premisa la búsqueda del ascenso a la Primera B Nacional.


El Flaco, de 45 años, ya pasó por Tigre -en dos oportunidades-, Newell's y Estudiantes de La Plata en el país, además de un paso por Colo Colo de Chile. Pero ahora afrontará la primera vez lejos de las luces de la máxima categoría nacional. Como jugador defendió las camisetas de Independiente, Argentinos, Villarreal de España y Celaya de México, aunque su nivel más destacado lo expuso en Boca entre 1996 y 1999 y posteriormente entre 2003 y 2005, con la conquista de nueve títulos.


Cagna desembarca en el Ciruja para reemplazar a Sebastián Pena, quien no logró cosechar los resultados esperados en la primera parte de la temporada. El equipo marcha en la segunda colocación del grupo con 12 unidades tras ocho jornadas, aunque lo azotó la irregularidad y corre peligro de quedarse afuera de la siguiente ronda del certamen.


El elegido por la Comisión Directiva arribará en las próximas horas al Jardín de la República y comandará el primer entrenamiento con sus jugadores el lunes por la mañana, empezando a preparar lo que será el debut absoluto frente a Güemes de Santiago del Estero el fin de semana que viene.