Presidencia 162
Presidencia 162

El presidente Mauricio Macri se reunió en su despacho de la Casa Rosada con la cúpula de la Iglesia, encabezada por el titular de la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo, junto al arzobispo de Buenos Aires y cardenal, Mario Aurelio Poli.


Según informaron de Presidencia, lo saludaron por el inicio de la nueva gestión y por la Navidad y año nuevo. Por su parte, el mandatario les manifestó la necesidad de recuperar la confianza entre los argentinos y del país con el mundo.


Como se esperaba, las autoridades eclesiásticas le entregaron copia de los principales documentos emitidos por la Iglesia en relación con el narcotráfico, crimen organizado, desempleo y pobreza. Ya había trascendido la intención de la Iglesia de que estas problemáticas sean tratadas como una política de Estado.


Hace tiempo que la Iglesia viene advirtiendo sobre el avance "sin control" del narcodelito en la Argentina y atribuyendo el crecimiento de este flagelo a la corrupción y la complicidad de las fuerzas de seguridad.



Acompañaron a Macri el jefe de Gabinete, Marcos Peña; los secretarios de Culto, Santiago de Estrada, y de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y el subsecretario de Culto, Alfredo Abriani.


Por el lado de la Conferencia Episcopal también estuvieron el vicepresidente segundo Monseñor Mario Cargnello, Arzobispo de Salta; el secretario general de la CEA, Monseñor Carlos Malfa, y el subsecretario del organismo eclesiástico, presbítero Pedro Brassesco.


El mandatario recibió a las autoridades eclesiásticas minutos después de haber recibido en la sede gubernamental a las comunidades originarias.