Muchas automotrices debieron reducir la jornada laboral por debilidad de la demanda total 162
Muchas automotrices debieron reducir la jornada laboral por debilidad de la demanda total 162

En junio de 2015, con relación a mayo pasado, la producción manufacturera registró un incremento del 1,2% en términos desestacionalizados y una disminución del 0,5% en la medición con estacionalidad.

"La actividad industrial de junio de 2015 con respecto a igual mes de 2014 muestra una suba del 0,9% en la medición con estacionalidad y una baja del 0,8% en términos desestacionalizados", informó el Indec.

El indicador de tendencia-ciclo observó en junio de 2015 un crecimiento del 0,2% con respecto a mayo pasado, muy débil para pensar en un cambio de tendencia en corto plazo.

La nueva contracción que midió el Indec por 23º mes consecutivo en la comparación interanual llevó el receso del conjunto de las manufacturas a 1,8% respecto de julio de 2013, que fue el último mes con leve crecimiento.

La industria acumula un receso de 1,8% respecto del nivel de dos años atrás

Contribuyeron al nuevo retroceso de la producción fabril la baja del 8,7% en la industria metalmecánica; 6,7% en la metálica básica por pérdida de competitividad cambiaria y competencia desleal de productos chinos en varios mercados, seguido por disminuciones de 18,5% en la producción de vidrio; 15,3% en la de agroquímicos; 3,7% en las refinerías de petróleo y 4,4% en el bloque textil.

Si bien en algunos sectores, como la terminal automotriz, las ramas celulósico-papelera y alimenticia, así como el de los materiales para la construcción, el Indec registró moderadas subas respecto de los niveles de un año atrás, en términos corregidos por estacionalidad también acusaron una nueva retracción. El aumento nominal se explicó exclusivamente por el efecto de haber contado las plantas con tres días hábiles más de actividad.

A diferencia de lo que viene aconteciendo con las estimaciones de inflación y de PBI total, la medición de la actividad industrial del Indec se diferenció de los datos privados en que éstos habían mostrado sendos aumentos de 3% en el caso de FIEL y 0,8% en el del estudio Orlando Ferreres. Al parecer, la brecha se origina en que un año atrás el organismo oficial había obtenido un nivel más alto que los privados, aunque siempre dentro de una tendencia recesiva.

De acuerdo con datos del Estimador Mensual Industrial (EMI), la actividad industrial del primer semestre de 2015 con respecto a igual período del año anterior presentó bajas del 1,2% en la medición con estacionalidad y del 1,3% en términos desestacionalizados.

Nueva destrucción de empleos

El receso que mantiene el conjunto de las manufacturas no da señales de punto de giro en el corto plazo.

Las expectativas que el Indec obtuvo de los empresarios para el promedio del tercer trimestre respecto de igual período del año anterior determinó un virtual estancamiento en la demanda interna.

Mientras que del lado del comercio exterior la diferencia entre los industriales que planificaron aumento de las exportaciones respecto de quienes presupuestaron caída fue de apenas 3,1% de los casos.

Para el tercer trimestre se prevé una reducción de la jornada laboral

En tanto para el caso de las importaciones de insumos el saldo neto de respuesta fue negativo en 2,7% de los consultados.

Como consecuencia de falta de reacción de la actividad fabril que ya habría completado dos años de receso, la nómina de personal del conjunto de las manufacturas se proyecta con leve receso y más intenso en el caso de la jornada laboral.

El Indec también percibió que 16,1% de las empresas reducirán en el tercer trimestre el uso de la capacidad instalada, en contraste con 10,1% que anticipó incremento. En junio, el promedio del sector operó al 71%, esto es con un grado de subutilización de los establecimientos de casi un tercio del potencial.

emi_07_15