AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163

Un grupo de combatientes extranjeros que se unieron a las fuerzas kurdas que luchan contra el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) ha posado para las fotografías en Siria. Exhibiendo sus tatuajes y jugando a luchar entre sí, la fuerza internacional se mostró increíblemente relajada pese a luchar en primera línea contra el grupo terrorista, según un artículo del diario británico DailyMail.

Decenas de soldados, muchos de ellos ex miembros de los ejércitos británico y estadounidense, se han ofrecido como voluntarios para unirse a las tropas kurdas y luchar contra el ISIS en Irak y Siria en los últimos meses. Como muchos de los kurdos no hablan inglés, los extranjeros suelen formar nuevos regimientos con sus propios idiomas.


 AFP 163
AFP 163

La mayoría de los combatientes occidentales que viajaron a Oriente Medio para combatir al ISIS se han unido a las YPG (sigla de Unidades de Protección Popular), milicias kurdas que se encuentran en el norte de Siria.

Tal vez la más famosa de las legiones extranjeras afiliadas a las YPG es la llamada Leones de Rojava. Los hombres retratados por la agencia de noticias AFP son todos miembros de las YPG, aunque se sabe que hay otros occidentales unidos a las fuerzas peshmerga sobre la frontera en el norte de Irak. Para proteger sus identidades, estos extranjeros adoptan nombres de guerra kurdos mientras luchan junto a las fuerzas locales. Los seudónimos suelen incluir la palabra 'heval', que significa amigo en el lenguaje kurdo.


 AFP 163
AFP 163

En las últimas fotos publicadas de los combatientes extranjeros que se han unido a las YPG, puede verse a decenas de hombres en sus quehaceres diarios y posando para las cámaras. Una foto muestra a un canadiense de 67 años, con el alias de Heval Zinar, y un británico de 40 años, apodado Heval Cudi, peleando entre sí bajo el sol abrasador de Siria.

Los dos hombres practican un tipo de combate cuerpo a cuerpo que será de vital importancia en caso de que se enfrenten a un militante de ISIS sin un arma para defenderse. A pesar de tener 67, Heval Zinar parece en forma y, con un rifle de asalto en sus manos, presenta una imagen que podría servir de inspiración para cualquier soldado con un tercio de su edad.


 AFP 163
AFP 163

En otra fotografía, que también podría recordar a las trincheras de la Primera Guerra Mundial, se ve a un joven británico de 21 años conocido como Heval Llagas y a un estadounidense que se hace llamar Heval Agir sentados en una zanja fangosa con sus fusiles en las manos, ya que son responsables de un puesto de control militar.

Otra captura muestra a Heval Cekdar, estadounidense de 38 años, con una camiseta caqui estampada con la palabra "infiel" en inglés y en árabe, en una muestra de desafío frente al extremismo islámico de ISIS.


 AFP 163
AFP 163

Estas imágenes surgieron luego de que se informara que las fuerzas iraquíes habían retomado el control de áreas ocupadas por ISIS en la ciudad de Ramadi y sus alrededores. Según la Policía, las tropas gubernamentales recuperaron el control del hospital local la noche del lunes, después de fuertes enfrentamientos con militantes de ISIS.

La guerra civil en Siria, que se encuentra en su quinto año, ha causado la muerte de más de 220.000 personas.