El Estado Islámico quemó vivo al piloto jordano que tenía capturado

Maaz al Kasasbeh había caído en manos de los yihadistas después de que su avión se estrellara en Raqqa. Amán negoció su liberación, pero ISIS decidió asesinarlo del modo más cruel. IMÁGENES EXPLÍCITAS

Compartir
Compartir articulo
  163
163
  163
163
 Revista Dabiq 163
Revista Dabiq 163
  163
163
  163
163
  163
163
  163
163
  163
163
  163
163
  163
163
  163
163
  163
163