Tras la feroz embestida de Rousseff, repudian el vandalismo contra la editorial Abril

Los dos candidatos a presidente de Brasil manifestaron su malestar por los destrozos que un grupo de 200 personas hizo frente al edificio donde se imprime la revista Veja. Este viernes había publicado una explosiva tapa

  163
163
  163
163

Distintas entidades y los dos candidatos a la presidencia, Aécio Neves (PSDB) y Dilma Rousseff (PT), repudiaron este sábado el vandalismo cometido contra la sede de la Editorial Abril, que publica Veja, a última hora del viernes en San Pablo.

Un grupo de 200 personas, según la Policía Militar, arrojó basura frente al edificio de la editorial y también pintó las paredes. Tres personas fueron detenidas, según el informe policial. Los graffitis fueron firmados por la Unión de la Juventud Socialista (UJS), vinculada al PCdoB (Partido Comunista de Brasil).

LEA MÁS: La explosiva tapa de la revista Veja que puede definir la elección presidencial en Brasil

LEA MÁS: La hermana de Lula apoya a Neves, detesta a Rousseff y critica el "comunismo" en Brasil

LEA MÁS: A tres días de las elecciones, Brasil anunció una baja récord de su desempleo

En el último acto público antes de la votación del domingo, Neves visitó la tumba de su abuelo, Tancredo Neves, en la histórica ciudad de São João Del Rei, defendió la libertad de prensa y condenó los actos de vandalismo contra la sede de la Editorial Abril, que publica Veja.

"Vimos ayer y hoy un ataque contra la democracia, contra la libertad de expresión, que ya es una marca sumamente preocupante de nuestros oponentes. Es un crimen que debe recibir el repudio de todos los brasileños en la manera más fuerte posible", dijo Aécio Neves.

Por su parte, la presidente Rousseff también condenó el hecho: "Lamento cualquier acto de vandalismo. No estoy de acuerdo. Repudio la violencia. Esto es una barbaridad", afirmó la mandataria.

  163
163

La revista Veja respondió a los ataques de Dilma Rousseff

"Por respeto a nuestros lectores, Veja considera esencial hacer las siguientes correcciones y consideraciones". Así comienza el texto con el que la publicación que fue blanco de las críticas del oficialismo responde a la presidente Dilma Rousseff.

La revista, que fue acusada de "terrorismo electoral" por publicar un reportaje en el que afirma que tanto Lula da Silva como Rousseff sabían de las corruptelas en Petrobras, ha publicado un texto con 5 puntos que rebate los argumentos esgrimidos el viernes por la mandataria petista durante gran parte de su tiempo en tv asignado para la campaña electoral.

Además del feroz ataque a Veja, la coalición oficialista elevó un pedido a la Justicia para que el reportaje en cuestión fuera retirado de circulación. Sin embargo, en la tarde del viernes el Tribunal Superior rechazó esa solicitud.

"El dispositivo invocado para suspender la circulación, de acuerdo con el entendimiento de este Tribunal Superior, no tiene efectos para las elecciones de 2014", dice el comunicado que rechazó la solicitud.

En la respuesta a la presidente, Veja explica que la salida anticipada de la publicación, uno de los puntos cuestionados por Rousseff y atribuidos a una "clara intención malévola de interferir en los resultados de las elecciones", no es una excepción y ha ocurrido en cuatro de las últimas cinco elecciones.

"La presidente centró sus críticas en el mensajero cuando de lo que se trata es de los hechos degradantes ocurridos en Petrobras durante este gobierno"

"La presidente centró sus críticas en el mensajero cuando, en verdad, de lo que se trata es de los hechos degradantes ocurridos en torno a Petrobras durante este gobierno y el anterior", agregó Veja en su respuesta.

La revista se defiende también con la siguiente afirmación: "Los hechos son tercos y no eligen cuándo aparecer. Ellos no cambiarían incluso si Veja los publicara después de las elecciones".

En otro punto, agrega que la presidente, al considerar la publicación un asunto electoral por ser revelado antes de los comicios, admite que tenían la intensión de mantenerlos ocultos hasta que cerrasen las urnas.

Por último, Veja apela a la definición de la mandataria como "una defensora intransigente de la libertad de prensa" y espera que esa cualidad se mantenga incluso cuando ésta permita la revelación de datos que puedan ser personal o electoralmente perjudiciales.

La presidente brasileña y candidata a la reelección en los comicios del domingo, Dilma Rousseff, anunció que demandará a la revista Veja, que la implicó junto con su mentor y antecesor, Luiz Inácio Lula da Silva, en un escándalo de corrupción en la estatal Petrobras.

El reportaje de Veja consistía en la publicación de declaraciones atribuidas al cambista Alberto Yousseff, preso por las corruptelas en la petrolera estatal y quien habría reconocido ante la policía que "Dilma y Lula sabían de todo", una frase que llevó a su portada con impactantes fotos de la presidente y su antecesor.

La mandataria y candidata a la reelección en el ballottage que este domingo la enfrentará al candidato de la centroderecha Aécio Neves, afirmó que Veja "ha agredido a la prensa y al periodismo" y que ha "excedido todos los límites".

"Es una barbaridad, es una infamia contra mí y contra Lula. Es un crimen", concluyó la jefa de Estado, que se mantiene como favorita en las encuestas de cara al domingo.