Anunciados en junio durante la feria Computex, los Core M están destinados a potenciar portátiles, tabletas, computadoras 2 en 1 e incluso accesorios inteligentes.

Más allá de los 14 nanómetros, el detalle que más llamó la atención de los anteriormente conocidos como Broadwell fue que no requieren de ventiladores gracias a que Intel logró una mejor eficiencia energética.

En la práctica, los Broadwell permitirán a los fabricantes desarrollar equipos aún más delgados y con mejor autonomía. Se esperan dispositivos de 7 mm de grosor y una batería con el doble de autonomía en la mitad del tamaño. Durante Computex, Asus mostró su Transformer Book T300 Chi, una 2 en 1 con pantalla de 12,5'', un peso de 670 gramos y apenas 7,2 mm de grosor.

"La combinación de la nueva microarquitectura y del proceso de fabricación darán inicio a una nueva ola de innovación en nuevos factores de forma, experiencias y sistemas más delgados, silenciosos y frescos", detalló Intel a través de un comunicado.

La empresa remarcó que los Broadwell son ante los Haswell (22 nanómetros) el doble de eficientes en su "diseño térmico, al tiempo en que proporciona un rendimiento similar y otorga una mejora en la duración de la batería".

Los nuevos procesadores cuentan con la segunda generación de transistores Tri-gate (FinFET), un avance presentado en 2011 que llegó tras nueve años de desarrollo.

Intel dijo que los Core M son dos veces más rápidos que los modelos de 2010, con siete veces mejor rendimiento en la parte gráfica.

Los primeros sistemas basados en el Intel Core M estarán en las tiendas desde fin de año, con mayor disponibilidad durante el primer semestre de 2015.