162
162
 Télam 162
Télam 162

La jueza María Servini de Cubría, a cargo del Juzgado Federal N°1 de la Capital Federal, confirmó a Infobae que tras 37 años de búsqueda se pudo dar con Guido Carlotto, nieto de de la presidente de Abuelas de Plaza de Mayo. La mujer fue notificada este mediodía y recibió el anuncio con mucha emoción. Es el nieto recuperado Nº 114.

Guido Carlotto, que hoy tiene 36 años, es hijo de Laura, la desaparecida hija de Estela. Nació en cautiverio en el Hospital Militar de Buenos Aires, el 26 de junio de 1978. Según trascendió, vive en Olavarría y es músico.

Servini de Cubría indicó que el procedimiento se consiguió por cruces de material genético. Y precisó que las muestras presentan coincidencias por encima del 99,9%. La jueza evitó dar detalles sobre el joven, ya que será la CONADI la que se encargará de manejar la información.

Kibo Carlotto, secretario de Derechos Humanos de la Provincia, confirmó que el joven se presentó de manera voluntaria a someterse a los análisis. "Ya le comunicamos a él que dio positivo y ahora está decidiendo a ver qué hace. Le dimos todo el tiempo del mundo para que lo piense y juntarnos con él", indicó en diálogo con TN.

El entrecruzamiento de datos genéticos arrojó además que el padre de Guido Carlotto sería un hombre de Caleta Olivia que también desapareció durante la dictadura.

Laura Estela Carlotto fue secuestrada junto a su compañero a los 23 años, en noviembre de 1977. Estaba embarazada de dos meses y medio. Varios testigos coinciden en que dio a luz estando esposada y apenas estuvo 5 horas con Guido, hasta que la durmieron y la llevaron de vuelta al centro clandestino de detención La Cacha, en La Plata.

Dos meses más tarde, Laura fue asesinada en una ruta del Gran Buenos Aires, y su cuerpo le fue entregado a su madre, algo inusual en esos años. Por el crimen y la desaparición de Guido, la Justicia italiana condenó al ex general Guillermo Suárez Mason.

Estela empezó su lucha junto a las madres de pañuelo blanco que en sus tradicionales rondas en Plaza de Mayo reclamaban la aparición con vida de sus hijos desaparecidos. Con el tiempo, su esfuerzo se enfocó en la búsqueda de los niños que nacieron en los campos de concentración y entregados a distintas familias, la mayoría de ellas vinculadas a militares.

En diálogo con Infobae, Graciela Fernández Meijide dijo: "Me alegra enormemente, es una alegría inmensa".

"Se lo merecen todos, toda la familia y el muchacho que ahora será un joven adulto. Imagino que no va a ser sin sufrimiento. Realmente la felicito mucho por todo lo que luchó. Yo siempre se lo reconocí Estará tocando el cielo con las manos, como estaría yo", añadió la ex integrante de la CONADEP.