AFP 163
AFP 163

"Le agradezco sinceramente, ustedes no saben lo aburridas que pueden ser estas charlas", dijo el escritor Mario Vargas Llosa, demostrando un sentido del humor que apenas minutos antes había sido sometido a una dura prueba.

En medio de una charla abierta al público con su colega colombiano Juan Gabriel Vázquez en la Feria Internacional del Libro de Bogotá (Filbo), un asistente se levantó del asiento y comenzó a pedirle a gritos que explique su relación con Álvaro Uribe, ex presidente de Colombia.

Además, lo acusó de "unirse a Ricardo Montaner y Álvaro Uribe para conspirar contra la revolución", mientras el público le pedía que se callara y permitiera que la conferencia continuara. Pero no fue así y el griterío solamente se vio interrumpido por un comentario de Vargas Llosa: "Parece un personaje salido de Historia de Mayta", señaló en referencia a su novela de 1984, basada en la frustrada revolución trotskista del peruano Alejandro Mayta.

Ante ese comentario, el hombre que lo había interrumpido sacó un libro, supuestamente de Vargas Llosa, y comenzó a romperlo desechando las hojas a su alrededor. Esta vez el escritor se puso más serio y advirtió: "Se comienza rompiendo y se termina matando gente".

Una vez más, una ovación coronó sus dichos, aunque la más bulliciosa llegó al final, cuando utilizó una mezcla de ironía para referirse al asunto: "Son provocadores fundamentales que están detrás de las grandes aventuras literarias. ¡Muchas gracias, señor, le deseo una larga vida!".