163
163

Adrianne Haslet-Davis, de 33 años, era bailarina profesional. Sus sueños estaban marcados por su vocación. Pero el 15 de abril de 2013, su vida cambió en cuestión de segundos. Una explosión afectó su pierna izquierda y los médicos debieron amputársela. Ella es una de los 282 heridos durante el atentado en el maratón de Boston, cuando estallaron dos bombas y tres personas perdieron la vida.

Los acusados de haber perpetrado el ataque terrorista son Tamerlan Tsarnaev y Dzhokhar Tsarnaev, dos hermanos de una familia de origen checheno que vivían en los Estados Unidos desde 2003. El primero murió durante un tiroteo con la Policía; el segundo fue capturado por las autoridades.

Sobreviviente de la tragedia, Adrianne se encontró con que todos sus proyectos habían quedado truncados. Sin embargo, tuvo una segunda oportunidad. El director del Biomechatronics Group y The MIT Media Lab, Hugh Herr, contó su historia el miércoles pasado en la conferencia TED organizada en la Columbia británica.

 163
163

Herr, a quien también le faltan las piernas, sorprendió al público al mostrar cómo Adrianne estaba prácticamente recuperada, ya que con su equipo diseñó una prótesis biónica para ella. "En 3,5 segundos, los criminales cobardes sacaron a Adrianne de la pista de baile. En 200 días, nosotros la llevamos de vuelta", afirmó ante la audiencia.

Como prueba, la joven bailó una rumba con su compañero Christian Lightner. "Estoy encantada de bailar de nuevo. Estaba decidida a hacerlo y sabía que tenía que lograrlo, que debía lograr. Y aquí estoy", dijo visiblemente emocionada.

 163
163