Los Monos usaban "narcotúneles" blindados y palomas mensajeras para evitar escuchas telefónicas

La banda rosarina dedicada al tráfico de drogas empleaba conductos subterráneos como vía de escape que resistían ataques con armas de guerra. Además la policía investiga el hallazgo de un criadero de aves. Galería de imágenes

Télam
Télam
  162
162
 Télam 162
Télam 162
NA
NA
Télam
Télam

Tras el hallazgo de dos túneles de 300 metros en pleno Rosario, comenzaron a conocerse detalles de las características de los conductos subterráneos que utilizaban "Los Monos", y cobró fuerza la versión que hablaba de que los integrantes del grupo criminal utilizaban palomas mensajeras para enviar mensajes sin quedar expuestos a las escuchas telefónicas.

"La policía me dijo que la vivienda y el túnel habrían sido diseñados para protegerse de un ataque con fusiles FAL, cuyas municiones pueden atravesar 15 centímetros, pero no los 30 que tenían las paredes de la casa y los conductos", explicó el fiscal Guillermo Camporini.

El descubrimiento de los túneles se produjo durante un allanamiento realizado en una casa ubicada en la intersección de las calles Melián y Pasaje 509, en el barrio La Granada, que pertenece a un familiar de la ex esposa de Ariel "Pájaro" Cantero, el líder de "Los Monos" que fue asesinado a balazos en mayo de 2013.

      Túneles Los Monos

El otro dato llamativo es que los oficiales hallaron además un criadero de palomas mensajeras que -creen los investigadores- eran utilizadas por los miembros de la banda narco para comunicarse entre sí, sin ser interceptados por terceros.

Los oficiales de la policía no le creyeron al hombre que ocupaba la vivienda –identificado como el padre de una de las procesadas en la causa–, quien -cuenta Rosario3- apuntó que las aves eran sus mascotas. La sospecha de las autoridades se refuerza con el dato de que os ejemplares eran del tipo de carreras, los que antiguamente se utilizaban como correo; cada uno de ellos tenía un anillo de numeración.

      Palomas narco

El fiscal Camporini aseguró que la Justicia "va a trabajar hasta encontrar más túneles o hasta que se agote la búsqueda". Y precisó que aún hay "seis prófugos" de los integrantes de "Los Monos", entre ellos "dos cabecillas" de la organización.

El funcionario judicial consideró que la banda narco está "muy debilitada, porque algunos de sus miembros están muertos, otros se encuentran detenidos y el resto no tiene muchas maneras para operar".

En febrero el juez Juan Carlos Vienna procesó a 36 personas, entre ellas 12 policías rosarinos, como presuntos integrantes de la banda que es señalada como una asociación ilícita dedicada a cometer delitos como homicidios, amenazas y lavado de activos provenientes de actividades ilegales.