AP 163
AP 163

Juan Carlos Chávez, de 46 años y quien pasó los últimos 15 años en el denominado "corredor de la muerte", fue declarado muerto tras la aplicación de la inyección letal después de las 20:00 locales (01:00 GMT del jueves), dijo la portavoz de prisiones de Florida, Misty Cash.

Chávez fue ejecutado dos horas más tarde de lo previsto debido a un último recurso que fue finalmente rechazado por la Corte Suprema de Estados Unidos.

El sentenciado fue condenado a la pena capital por la violación y asesinato del pequeño Jimmy Ryce en 1995. El cuerpo de la víctima fue hallado descuartizado.

La muerte de Jimmy Ryce, de 9 años, conmocionó a los Estados Unidos. En septiembre de 1995, Chávez, un peón de granja que vivía cerca, lo secuestró en la parada autobús escolar, lo violó, lo mató de un tiro y ocultó sus restos descuartizados en macetas cubiertas de concreto.

Según detalló El Nuevo Herald, después de la desaparición del pequeño, cientos de voluntarios se unieron a los investigadores en una búsqueda de casi tres meses por el área sur del condado Miami-Dade.

Tras el arresto de Chávez, de su confesión durante un interrogatorio maratónico y del descubrimiento subsiguiente de los restos de Jimmy, detectives del FBI y de la Policía tuvieron que recurrir a un cura para que los ayudara a notificar a Claudine y Don Ryce que su hijo Jimmy había sido asesinado.

Los últimos intentos para frenar la inyección letal

El máximo tribunal del estado rechazó la apelación presentada a última hora por la defensa del cubano de 46 años, ya que consideró una "táctica dilatoria" el escrito que pide detener la condena por considerar que la nueva droga usada para sedar al convicto puede ocasionar un "castigo cruel e inusual".

Chávez, recibió una inyección con clorhidrato de Midazolam, un fármaco que ha sido polémico desde su aprobación en septiembre pasado como parte del coctel mortal en el estado. Esta sustancia se usa para provocar la inconsciencia del reo antes de suministrarle las otras drogas letales.

Sin embargo, el Centro de Información sobre la Pena de Muerte, una organización sin ánimo de lucro, considera que el clorhidrato de Midazolam puede no ser tan efectivo como sedante, lo que provocaría que el condenado sienta un "dolor innecesario" cuando se le suministren los otros dos fármacos.

Los padres de Ryce convirtieron su dolor por la tragedia en un esfuerzo para presionar para que hubiera leyes más drásticas para detener a los depredadores sexuales y mejorar la actuación policial en casos de niños desaparecidos.