Télam 162
Télam 162

En el balneario Afrika, de Villa Gesell, los veranos ya no serán iguales. El rayo que cayó y mató a cuatro adolescentes, y provocó más de 20 heridos, quedará en el recuerdo de todos aquellos que por allí pasen. En las últimas horas decenas de personas se acercaron a dejar ramos de flores y un sacerdote dio una bendición.

El emotivo homenaje se realizó sobre el corredor que une el parador con la playa. Allí, todavía están las reposeras y las sillas tiradas. De lo único que se habla es de la tragedia.

"Hicimos lo mejor posible desde el balneario para acercar a los médicos que estaban presentes allí y llevar lo más rápido posible a los heridos al hospital", recordó una de las trabajadoras de Afrika.

En medio de un centenar de turistas todavía conmocionados por la situación, la mujer agradeció al "municipio de Villa Gesell y a los guardavidas que actuaron rápidamente ante la catástrofe".

 Télam 162
Télam 162

"No hay palabras para expresar el dolor que sentimos y no podemos imaginar lo que significa la muerte de un hijo, y lo mínimo que se nos ocurrió es llamar al Padre Cristian para que nos ayude a seguir adelante", sostuvo.

Hoy no es un día más en el balneario Afrika. Tampoco lo serán los próximos: en el sector del siniestro todo es desolación y los concesionarios decidieron no alquilar las líneas de carpas afectadas ni la larga fila transversal; la bandera se encuentra a media asta y se colocaron flores en algunas reposeras, en homenaje a las víctimas.

La cancha de vóley donde jugaban habitualmente algunas de las víctimas (Priscila Ochoco y Agustín Irustia eran dos promesas de ese deporte), ubicada frente al mar, ayer no tuvo actividad y si bien en el resto del balneario había gente en carpas alquiladas el silencio dominaba la escena.

Como dijimos, las únicas conversaciones tornaban a la tragedia, mientras que algunos curiosos se acercaban a los puestos de la televisión para escuchar en vivo algunos de los testimonios.

A raíz de la tragedia, el intendente local, Jorge Rodríguez Erneta, decretó tres días de duelo en la localidad balnearia, así como la suspensión de espectáculos en la casa de la Cultura, centro Cultural Pipach y Plaza Primera Junta, eventos deportivos, carrera de motos ATV ONE y espectáculos públicos en general.

Cabe recordar que por la fatalidad hay una causa judicial por "averiguación causales de muerte", a cargo de la fiscal Verónica Zamboni, por la mayor tragedia climatológica de la tranquila ciudad balnearia.

Los cuerpos de Agustín Irustía y Priscila Nicolle Ochoa, de 17 y 16 años respectivamente, fueron trasladados a la provincia de San Luis. Los restos de Nicolás Ellena (19) fueron llevados a la ciudad de La Plata. En tanto, esta mañana llegaron a Henderson los restos de Gabriel Rodríguez (21) donde serán inhumados mañana.