La insólita medida fue impulsada por el diputado entrerriano Rubén Almará. Pretende limitar el uso de las redes sociales luego de los ataques y robos de los últimos días. La iniciativa tiene el respaldo de Urribarri