Rousseff y Hollande refuerzan en Brasilia su "alianza estratégica"

La presidente de Brasil se reunirá con su homólogo francés para tratar diversos temas sobre asuntos bilaterales y globales

 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163

El presidente de Francia, François Hollande, llegó este jueves a Brasilia, donde fue recibido con honores de Estado por su homóloga brasileña, Dilma Rousseff, con quien tiene previsto discutir una extensa agenda sobre asuntos bilaterales y globales.

Antes de mantener las reuniones pertinentes con el mandatario francés, Dilma afirmó que ambos países mantienen una alianza "estratégica" y comparten "proyectos en varias áreas".

"Brasil y Francia mantienen una asociación estratégica con importantes iniciativas conjuntas en ciencia y tecnología, defensa y educación", declaró la presidente de Brasil.

"Francia es el tercer destino de los becarios brasileños del programa Ciencias sin Fronteras y desarrolla con Brasil proyectos en las áreas aeroespacial y militar", agregó la jefa de Estado.

Rousseff y Hollande, que tuvieron un encuentro diciembre 2012 en Paris, se reúnen este jueves en el Palacio del Planalto, sede de la Presidencia en Brasilia.

     

"Francia está presente en proyectos de infraestructura como el campo (petrolero) de Libra, con la empresa Total, en la usina nuclear Angra III y en la (represa) hidroeléctrica de Jirau", comentó Dilma en su microblog de una red social.

Asimismo, tras escuchar los himnos de ambos países, Rousseff y Hollande se dirigieron al despacho de la presidente, donde tendrán una reunión privada a la que luego se unirán sus ministros.

La agenda de los mandatarios abarca desde diversos asuntos bilaterales hasta las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea (UE) de cara a un acuerdo comercial que se negocia desde hace más de una década.

Las negociaciones fueron reanudadas este año y se había acordado que este mismo mes serían intercambiadas las ofertas de una y otra parte, pero el canciller Figueiredo informó este miércoles de que la UE ha pedido postergar ese acto hasta fines del próximo enero.

En el marco de la visita de Hollande serán firmados al menos siete acuerdos bilaterales, uno de ellos dirigido a la construcción y futuro lanzamiento de un satélite geoestacionario que prestará servicios a Brasil, cuyo coste está previsto en unos 600 millones de dólares.

Tras concluir sus actividades oficiales en Brasilia, el presidente francés viajará hacia la ciudad de Sao Paulo, donde el viernes participará en un seminario empresarial y se reunirá con el gobernador de ese estado brasileño, Geraldo Alckmin, y otras autoridades locales.