EFE 163
EFE 163

El presidente uruguayo, José Mujica, declaró el miércoles por la noche que actualmente existe una "violencia estúpida" y que en la época en que él estuvo preso por su participación en la guerrilla Tupamaros los delincuentes tenían "valores".

"Me tocó estar en la vieja cárcel de Punta Carretas y conviví con presos comunes. En el mundo del delito, también existen o existían valores, había ciertas cosas que no se podían hacer y se castigaban", explicó, según recogió El País.

En ese sentido, opinó que "el advenimiento de ciertas cosas como el narcotráfico están haciendo perder la ética a todo el mundo, incluso al mundo del delito. Hacen cosas que no tienen sentido".

"(Mi padre) era hincha de Nacional y me llevaba, yo vi jugar a Atilio García. Las hinchadas de Peñarol y Nacional iban juntas al estadio y estoy hablando de la década del 40, cada cual gritaba sus goles. ¿Por qué dejamos perder todo eso, por qué somos tan bestias, por qué arruinamos eso? No me lo puedo explicar", reflexionó.

Por otro lado, pidió a sus ministros duplicar los esfuerzos y "nada de vacaciones" para concretar todos los planes previstos antes del final de su mandato. "Ya habrá tiempo para eso", dijo Mujica en el Consejo de Ministros, según informó Búsqueda.

El presidente explicó que "hay mucho para hacer" y debe hacerse en pos de "solucionarle la mayor cantidad de problemas al próximo gobierno". Solicitó también que prioricen los viajes al interior del país, en lugar del al exterior, para acercarse al "país real" porque "afuera no votan".

Hizo referencia a la implementación de la Universidad Tecnológica, la regularización del mercado de marihuana y el sistema de pagos electrónicos, proyecto asociado con la reducción del IVA. Pidió balances del año de todas las carteras y sugirió que no se dejen permear por la campaña política y trabajen con la misma fuerza hasta el último día.