AFP 163
AFP 163

Un juez de la ciudad boliviana de Sucre mandó a la cárcel a un joven dibujante callejero que se mofó del presidente Evo Morales al prolongar "tipo Pinocho" la naríz del mandatario y colocar un vendaje en sus ojos en una gigantografía.

El fiscal que investigó el hecho pidió seis años de cárcel para el dibujante, pedido que provocó, este viernes, críticas en Bolivia a través de las redes sociales."Pintar naríz de Pinocho a Evo es delito en la Bolivia del MAS (partido del presidente Morales). El muchacho está preso. Esto es el medioEvo", escribió en un tuit el investigador económico Roberto Laserna.

Johnny Vallejos, dibujante de Sucre, de 30 años, se convirtió el jueves en el tercer preso por insultar o mofarse del presidente Evo Morales.

Otros dos fueron detenidos en los últimos cinco años, el primero por un grafitti en la ciudad de Oruro y el segundo por proferir insultos estando borracho en un acto público en el municipio cochabambino de Quillacollo, centro de Bolivia.

El entorno del presidente Morales, para proteger su imagen, ha llegado a elaborar la ley contra el racismo y toda forma de discriminación, para castigar con cárcel a sus ocasionales detractores.

El ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, admitió hace un año que también existe una unidad de monitoreo de información de los diarios digitales y las redes sociales.

"En estas redes sociales (Twitter y Facebook), se distorsiona tremendamente la realidad; se escriben cosas discriminatorias y racistas. Nadie afectará el derecho de las personas a opinar, a expresarse, eso nunca lo vamos a tocar", dijo.

Ni el presidente Morales ni el vicepresidente García Linera tienen una cuenta en Twitter

y sólo escriben alguna vez el ministro de Culturas, Pablo Groux, y la ministra de Autonomía, Claudia Peña.