Nicolás Sorlino 162
Nicolás Sorlino 162

El Indec estimó un aumento de 1,9%. El mayor incremento respecto de julio se localizó en el sector público, 2,55%, a una media de $8.435. Entre los privados, los registrados se incrementaron 1,89% a $8.135 y 0,99% para el caso de los informales, a 3.989 pesos

Por sexto mes consecutivo, el Índice de Salarios del Indec subió al ritmo de la inflación que mide el consenso de las consultoras privadas que informan a los legisladores de la oposición. De ahí que, en promedio y a primera vista, no se están verificando variaciones en el poder adquisitivo de las remuneraciones.

Pero el mayor salto salarial se verificó en el mes en el caso del Mínimo Vital y Móvil, que escaló 14,78% a 3.300 pesos, aunque la serie de distribución del ingreso del Indec dio cuenta que en el caso de los jefes de hogar o del miembro que registra la ocupación principal casi 40% trabajó en el segundo trimestre con un haber inferior al SMVM de ese período.

Brecha con la remuneración efectiva

Además, en términos efectivos la situación salarial ha tenido un comportamiento heterogéneo, el cual no es percibido por la estadística oficial.

El índice no toma las horas extras y el recorte de jornada laboral

"El Índice de Salarios estima la evolución de los salarios pagados en la economía, aislando al indicador de las variaciones relacionadas con conceptos tales como cantidad de horas trabajadas, ausentismo, premios por productividad y todo otro concepto asociado al desempeño o las características de individuos concretos", explica la metodología del Indec.

De ahí que esta serie no reconoce el efecto sobre el salario de bolsillo que provoca el recorte de las horas extras, o las suspensiones de personal, como la que ocurren desde agosto en la actividad automotriz por la caída del acuerdo comercial con Brasil, o por la desaceleración de la actividad de las industrias de energía intensivas, porque por los clásicos fríos de invierno sufren recortes de luz y gas, para dar prioridad al consumo residencial.

La suba promedio de los salarios en los últimos doce meses fue de 24,6% para el agregado de los tres desagregados, con 24,7% para los registrados privados, 26,7% para los que se ocupan en negro y 23,7% para el empleado público, es decir en torno a la tasa real de inflación.