Luis y Lily Sullos en una sesión de fotos para el diario Perfil sacada la semana pasada: el 9 de septiembre. Diario Perfil 162
Luis y Lily Sullos en una sesión de fotos para el diario Perfil sacada la semana pasada: el 9 de septiembre. Diario Perfil 162
 Gentileza Diario Clarín 162
Gentileza Diario Clarín 162

El enigma que se generó por la muerte de Lily Sullos puso el foco en el vínculo que la mujer de origen húngaro mantenía con su hermano Luis, quien en estas horas es señalado como la persona que fue la encargada de consumar un presunto pacto suicida.

En una charla con la gente del programa "Radio para Cocodriloz" (se emitía por Radio Atomika) se pudo conocer el  perfil del único pariente de sangre que la astróloga tenía en la Argentina y quedó en evidencia la relación cercana que mantenían ambos.

Aunque la nota estaba motivada por la figura de Lily Sullos, la entrevista puso en el centro de la escena a Luis, que al inicio de la conversación contó que su hermana le cocinaba y dejó en claro que vivían juntos.

      

En la misma entrevista, el hombre expresó su pasión por la física y también dio testimonio de su fe: "La existencia de Dios es imposible de negar, porque yo existo, no me creé a mí mismo". Esto le da sustento a la descripción que esta mañana realizó la ahijada de Lily, quien aseguró que descreía de la hipótesis del suicidio.

Con expresiones que denotaban un alto nivel intelectual, Luis Sullos comentó que desde hacía tiempo trabajaba en un proyecto científico sobre el "control eléctrico de la gravedad", que apuntaba a lograr que algo "deje de pesar" mediante la "utilización de dispositivos" electrónicos.

Consultado sobre los riesgos de exponer el físico en experimentos de resolución incierta, el hermano de la astróloga comentó: "Mi principio es simple: nadie vive 200 años, algún día me iré. Además yo estoy más chau que hola. Entonces, si hago algo útil, valdrá la pena".

En una conversación de casi 20 minutos, Luis divirtió a los oyentes y mostró un perfil que hacía inimaginable un desenlace fatal como el que se conoció el domingo por la tarde. "Él es físico, sabe mucho de ingeniería, de mecánica, de música... No sé de qué cosas no sabe", decía Lily Sullos, que no dudaba en expresar la devoción que sentía por su hermano.