Charly Díaz Azcué 162
Charly Díaz Azcué 162
 Charly Diaz Azcue 162
Charly Diaz Azcue 162

Hace ya casi un año que las trabas al dólar se robaron el protagonismo de la agenda diaria de la Argentina. Fue el 31 de octubre de 2011 cuando la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) puso en funcionamiento un sistema de permisos para adquirir divisas. Desde ese momento, el cepo cambiario fue in crescendo.

A modo de retrospectiva pero con la mirada en los números de hoy, economistas consultados por Infobae hacen un repaso de los efectos de una "sintonía fina" basada en un incremento de los controles a la compra de divisas extranjeras. Una caída del crecimiento y en los depósitos en dólares se conjugan con un golpe al sector inmobiliario y depósitos en dólares que buscan su lugar en Uruguay.


A continuación, un repaso de las principales consecuencias:

Caída de depósitos en dólares: según los últimos datos publicados por el Banco Central de la República Argentina (BCRA), fue de US$6.820 millones en el sector privado desde octubre de 2011 hasta la actualidad. "El cepo cambiario inicialmente aceleró la fuga de capitales. Luego el Banco Central subió la tasa de interés, aflojó la fuga y en consecuencia el dólar paralelo. Pero nunca aflojó la caída de depósitos en dólares", dice José Luis Espert, economista de la consultora homónima.

Mayor uso del efectivo: el último dato oficial da cuenta de un incremento del 40% interanual. "Creemos que en parte está vinculado con el cepo cambiario. Hay más control en todas las operaciones, y hay más operaciones en negro con efectivo, pues aumenta el temor de tener a la AFIP encima", asegura Nicolás Bridger, socio de la consultora Prefinex.

• Baja del PBI: según Manuel Solanet, el cepo es uno de los responsables "del enfriamiento de la economía, más que nada en el sector inmobiliario, acostumbrado a las divisas en dólares". El director de Políticas Públicas de Libertad y Progreso sostiene que el producto bruto interno (PBI) de la Argentina crecerá entre cero y un 1% este año, mientras que Espert augura que directamente no crecerá, contra un 8% de 2011. "Por lo menos, el cepo cambiario es responsable de la mitad de la caída del crecimiento", específica.

Reducción de los préstamos al sector privado: al 21 de noviembre de 2011 se encontraban en US$10.000 millones, y el último dato los ubica en US$6.000 millones. "Cayeron 4.000 millones de dólares en casi un año. Es una caída fenomenal", dice Espert, quien comenzó a ver la reducción 30 días después de aplicarse el cepo. De esta forma, los préstamos en dólares cayeron un 40% en un año, al 3% mensual.

Golpe al real state: los últimos datos del Indec muestran una caída del sector de la construcción del 1,8% interanual. Sin embargo, las inmobiliarias fueron las más afectadas por el cepo cambiario. "En este caso, le pegó también la presión del gobierno por pesificar. Está parado, no hay operaciones o muy pocas y lo que es inmuebles rurales es peor", adhiere Espert. Roberto Arévalo, titular de la Cámara Inmobiliaria Argentina, afirmó que las restricciones cambiarias provocaron una caída del 65% en el sector.

Menos inversión: la ausencia de alternativas de inversión, según Bridger, produjo un aumento de los depósitos en plazo fijo en pesos por parte del sector privado en unos $53.500 millones en aproximadamente un año. Ricardo Delgado, director de la consultora Analytica, dice que la restricción a la compra de dólares produjo un "efecto paradojal". "Es lo que tienen los medicamentos: reproducen o multiplican efectos que quieren atacar, y también producen efectos benéficos que no estaban pensados", explica.

Así, el economista observa empresas con excedentes en pesos que "están desempolvando, lentamente y con cautela, proyectos de inversión. ¿En qué sectores? Principalmente los vinculados a insumos para el agro, alimentos, golosinas y metalúrgicos.

• El verde tira por Uruguay: el Banco Central de Uruguay informó un 10,9% de aumento de los depósitos de no residentes en septiembre de este año, contra el mismo período de 2011. Del total, se estima que la mayoría es de argentinos que buscan refugio en el país vecino. Así, se sumaron US$78,2 millones y totalizan cerca de US$2.655 millones. En Colonia, fuentes del sector aseguran que ya casi no hay cofres disponibles. Las casas de cambio de Uruguay también están autorizadas a ofrecer cajas de seguridad.

Menor giro de utilidades al exterior: mientras que en el primer semestre de 2011 se giraron US$2.000 millones, Bridger destaca que el mismo período de este año fueron tan sólo US$60 millones, en base a estimaciones del Mercado Único y Libre de Cambios del BCRA.

Dificultad para comprar dólares: primero, fueron los mayores requisitos para adquirir la moneda verde. Luego, se impidió la compra de dólares para ahorro y los viajes también fueron afectados, al autorizar sólo la moneda del país de destino. "El turismo ya es deficitario en términos comerciales. Hay una puerta del no ahorro en dólares por viajes al exterior, y es un sector que será mirado permanentemente", opina Delgado. También se pesificaron las jubilaciones extranjeras.

Hacia 2013, los economistas consultados por Infobae creen que el cepo cambiario continuará, y si se produce alguna flexibilización, sólo se dará en las importaciones. En cambio, no se abriría el grifo verde para el ahorro. "Este Gobierno no retrocede nunca en las medidas que toma. La gente no tiene un amor irracional por los dólares, sino que hay una inflación anual superior al 20% y un tipo de cambio estable. Hay que otorgar alternativas en pesos que, con el tiempo, muestren ser superiores a invertir en dólares. Y la gente va a ir sola", concluye Bridger.