El orgullo español responde a The Economist

  163
163
  163
163

En la portada de su última edición, el semanario deja caer la S de la palabra Spain sobre un toro abandillerado, de modo que arriba sólo queda la palabra "pain", dolor.

El director de arte de Marca, J.J. Gámez, ha tomado la cubierta original de The Economist y le ha dado la vuelta. En la nueva ilustración, que respeta todo lo demás, el toro arremete contra la S caída, que sube impulsada por el empujón para recuperar su lugar original. España deja de ser "dolor" para recuperar su nombre completo.

El artículo al que hace referencia la portada se llama España puede ser reforzada momentáneamente; pero su drama contiene una lección alarmante para toda la eurozona, y a lo largo del escrito la revista se refiere a la "pesadilla de la que no se puede despertar" España.

"La pesadilla española es un síntoma de lo que va mal en la eurozona", indica. "La lección más importante de la pesadilla española es que el retraso (en tomar decisiones) empeora las posibilidades de la supervivencia del euro".

Según el semanario, es necesario "unirse o morir", lo contrario de lo que están haciendo "los 17 miembros de la eurozona, y menos aún sus 333 millones de ciudadanos" que "no se ponen de acuerdo sobre quién debe sacrificarse para permitir que emerja una nueva Europa".

No es la primera vez que The Economist pone a España utiliza el estereotipado toro para describir la situación económica del país.