AFP
AFP

Cinco son los diplomas que más ingresos generan al recién recibido. En principio, en los EEUU; pero se puede extrapolar la demanda laboral a muchos países del planeta.

La necesidad de ingenieros es mundial. Es una carrera larga y difícil, por lo que los jóvenes buscan otros destinos más fáciles y de más rápida salida laboral.

La escasez de ingenieros generó mejores sueldos. Según la Asociación de Empleadores de los EEUU, un ingeniero en petróleo arranca con el mejor salario de un recién egresado de la universidad: US$ 80.849 por año. El desarraigo y el trabajo en zonas con climas difíciles también suman dólares a la remuneración. El alto margen de ganancias de las petroleras les permite ser generosas con sus empleados.

En segundo lugar, figura la ingeniería química. El sueldo inicial promedio es de US$ 65.618. Hay buenas oportunidades en un mercado en desarrollo, especialmente en laboratorios y áreas de salud. Se necesitan investigadores e ideas para un mercado cuyas patentes de remedios estrella comienzan a vencer.

En el tercer puesto, aparece el ingeniero en minas con US$ 63.969. La creciente demanda de oro, cobre y plata de los mercados emergentes justifica más inversiones y más empleos con mejores sueldos.

El ingeniero en computación apareció en el cuarto lugar. Un salario inicial de U$S 63.500 es un generoso premio para los recién egresados. La tecnología informática es una constante generadora de nuevas empresas y desarrollos que necesitan de mucha mano de obra.

Por último, el licenciado en sistemas también es bien remunerado, con un sueldo inicial de US$ 63.400. El desarrollo web y de sistemas en empresas y gobiernos es una necesidad permanente.