Reuters
Reuters

Si bien no es una práctica novedosa, en los últimos años aumentaron las ofertas que brindan las compañías de turismo para trabajar en el extranjero durante las vacaciones de verano. Incluso, algunas de ellas se especializaron en ese tipo de propuestas.

La tendencia de work and travel se vio afectada por la crisis de 2008, pero en la actualidad recuperó el número de participantes que optan por utilizar sus descansos para conocer otro país y regresar al suyo con una ganancia por el empleo obtenido.

El éxito de estos programas radica en que para las empresas es conveniente contratar a jóvenes que sólo estarán en el lugar tres meses porque les da la oportunidad de realizar contratos temporales. Para quienes viajan, se suman varios aspectos: desde una experiencia de vida hasta la posibilidad de lograr unos ahorros, pasando por la práctica del idioma inglés o de algún conocimiento vinculado con el área de estudio.

Las empresas dedicadas a los programas de trabajo en el exterior son una opción más simple que realizar por cuenta propia el viaje. No sólo ofrecen asesoramiento en los trámites necesarios -documentación migratoria, seguro social, etc-, sino que le aseguran al interesado un puesto de trabajo en el país de destino.

En la región, dos de los países donde se incorporó con éxito esta práctica son Argentina y Chile. Son varias las agencias de turismo que promocionan los paquetes "work and travel" o "work and holidays".

Criscay Ogalde, directora general de StaChile International Student Mobility, explicó a Infobae América que en su país "no es sólo una tendencia nueva, sino que las posibilidades se ampliaron para llevar a cabo un viaje de esas características". El fenómeno "responde a la necesidad de los jóvenes de sustentar su estadía y gastos personales por un tiempo superior al usual de un viaje de un turista", señaló.

En Argentina, los viajes de trabajo llevan alrededor de quince años en el mercado, según indicó Jorge Ciarfaglia, director de Work and Hols. "Antes de la crisis financiera del 2008, viajaban alrededor de 5 mil participantes y el país más elegido era Estados Unidos. Luego el volumen decreció pero en la actualidad, y de la mano de la recuperación paulatina estadounidense, comenzamos a notar nuevamente un alto interés por los programas", manifestó.

Ambos coincidieron en que los mayores interesados por este tipo de paquetes son jóvenes adultos, de entre 18 y 35 años de edad, que quieren enriquecer su curriculum o su manejo del idioma inglés o bien salir de la rutina diaria.

"Tratamos de que los estudiantes no se enfoquen sólo en la parte económica, pues hay muchas cosas más que ganan en una experiencia como ésta: inglés, conocer gente y tener experiencia laboral con un trabajo real. Además de valerse por sí solos, porque viajar es uno de los primeros hitos de crecimiento de la vida adulta", sostuvo Ciarfaglia.

En la misma línea, la responsable de la firma chilena aseguró que es "una gran prueba a la fortaleza mental, emocional y madurez del individuo". "Si le saca el mayor provecho posible, podrá beneficiarse no sólo del intercambio cultural, sino del idioma, la independencia, el autodominio, la tolerancia y la interacción con personas diferentes".

Los principales destinos

Los Estados Unidos siguen siendo el principal receptor de jóvenes que ingresan a los programas de trabajo durante las vacaciones. Sin embargo, otros países como China, Francia y Nueva Zelanda también despertaron el interés de los jóvenes.

Desde Work and Hols señalaron que "se acrecentó el volumen de participantes en los últimos años que eligen por destino a Inglaterra, Italia, Francia y Nueva Zelanda".  Entre los programas más destacados, se encuentran "Working Holidays Nueva Zelanda", "Work and Study Canadá" y pasantías rentadas en el resto de los lugares.

Criscay Ogalde consideró como "destinos preferidos" a los países de habla inglesa. "Los Estados Unidos tienen prioridad en cuanto idioma, pues es más económico para el bolsillo chileno. Canadá es atractivo por ofrecer la calidad de vida no vista en nuestra tierra", indicó.

Otra empresa chilena, Weusa, brinda ofertas no tradicionales como "Work Sanghai" y "Work South Africa". En ambos casos, el plan contempla una oferta de trabajo, asesoramiento laboral y traslado dentro de la ciudad. Sin embargo, los pasajes aéreos, el alojamiento y los trámites de visado corren por cuenta del interesado.