162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162

Las doce caricaturas de Mahoma fueron publicadas por el diario danés "Jyllands-Posten" el 30 de septiembre y reproducidas por numerosos periódicos de Europa en los días siguientes.

La polémica no tardó en encenderse y ahora existen pedidos de explicación por parte de varios países islámicos. Incluso, Marruecos y Túnez, por ejemplo, prohibieron la venta de los diarios en donde hayan sido publicadas.

Es que en uno de los dibujos aparece Mahoma, profeta del Islam, vistiendo un turbante con forma de bomba con una mecha encendida. En otra, una viñeta de diálogo asegura que se está quedando sin vírgenes. (Haga click en Ver más imágenes)

Los eruditos islámicos condenan cualquier representación del profeta, también las elogiosas, y señalan que esas imágenes pueden llevar a la idolatría.

En medio de la polémica, la Asociación de Periodistas Alemanes (DJV) criticó la decisión del propietario del diario "France-Soir", el franco-egipcio Raymond Lakah, de despedir al director de ese periódico, Jacques Lefranc, por reproducir en ese rotativo las polémicas caricaturas de Mahoma publicadas en Dinamarca.

"La reproducción de las polémicas caricaturas de Mahoma por razones documentales pertenece al derecho a informar de los medios", aseguró Michael Konken, presidente de la DJV a través de un comunicado.

Por su lado, Siria, uno de los países árabes más laicos, llamó a consultas a su embajador ante Dinamarca y se sumó así al coro de países musulmanes que exigen al Gobierno danés un gesto sobre el polémico caso de las viñetas del profeta Mahoma.

De hecho, el Gobierno sirio no hace más que seguir lo decidido por Arabia Saudí, que el pasado jueves fue el primer país que llamó a consultas a su representante en Copenhague con motivo de las polémicas caricaturas.

Después de la decisión de Riad, Kuwait y Libia se sumaron a esa iniciativa, mientras media docena de países más han emitido condenas y la Organización de la Conferencia Islámica (OCI), que integra a 57 países, ha instado a realizar protestas pacíficas.

Además, las instituciones danesas en países árabes también se están viendo afectadas por la polémica, que ha llevado a una llamada al boicot de los productos de Dinamarca y Noruega, donde también aparecieron los dibujos, por parte de importantes grupos de la región.

La BBC las dará a conocer
La cadena pública británica dijo que difundirá "de forma responsable" y "en contexto" las caricaturas de Mahoma publicadas en varios periódicos europeos, que han causado una oleada de protestas en el mundo árabe.

La BBC subrayó que los dibujos se reproducirán "a fin de que los telespectadores puedan entender por qué su publicación ha provocado emociones tan intensas".

Varios periódicos europeos publicaron ayer, miércoles, algunos de los dibujos para solidarizarse con la prensa danesa y noruega y para reafirmar el derecho a la libertad de expresión.

Pero en todo el mundo árabe se ha desatado el furor contra tales publicaciones, a la vez que se exige de los Gobiernos de los países implicados que presenten excusas oficiales.

En ese sentido, un portavoz del primer ministro, Tony Blair, recordó hoy que "es responsabilidad de cada medio de comunicación decidir lo que publica y lo que no, siempre que esté dentro de la ley".

En medio del escándalo, el diputado independiente holandés Geert Wilders colocó en su página web las controvertidas caricaturas sobre Mahoma que un diario danés había publicado y que han originado un grave conflicto diplomático con el mundo islámico.

Wilders calificó de "muy preocupante" que las caricaturas desataran tantas protestas entre los musulmanes, sobre todo en Oriente Medio, y al publicarlas en su propio sitio web, quiso mostrar su apoyo a sus creadores, informó la agencia holandesa ANP.

El diputado independiente, que ya ha sido amenazado de muerte un par de veces por integristas musulmanes en el pasado, no entiende por qué el diario se disculpó ante la sociedad musulmana y se pregunta cuál es el precio de la libertad.
 
Representación prohibida
 
En diálogo con Radio10, el licenciado Omar Habud explicó que ?el tema concreto es que dentro de la religión islámica, la representación física del profeta esta vedada, prohibida?.

En ese aspecto, señaló que dentro del Islam no se permite ?ninguna manifestación, incluso en tres dimensiones, como puede ser una escultura?. ?En este caso genera algún tipo de reacción con el creyente?, agregó.

?Dentro del mundo islámico no se tiene la costumbre de representar a los profetas?, afirmó el especialista, quien indicó que se trata de ?una percepción. Sucede que, a veces hay una suerte de sensibilidad especial? respecto a la religión musulmana en Occidente.
En tanto, el analista internacional Claudio Fantini añadió que?el islamismo tiene tendencia extremista? y lo diferenció de otros credos. ?Cualquier religión reacciona con enojo, con fastidio ante una caricatura que está burlándose de las creaciones de esta religión, pero ninguna va imponerle amenazas, castigos o presiones a otras religiones, o al ateísmo?, indicó a Radio10.

Por el contrario, el analista consideró que ?en el caso del islamismo, las tendencias más extremistas reaccionan de este modo?.