A su impulsiva extravagancia, a Roberto Piazza lo acompañan 42 años de trayectoria como diseñador, y una vida laboriosamente dedicada al arte. Docente internacional de Alta Cultura,cuenta con 25 escuelas en todo el país con título nivel terciario declarado de "interés cultural" por el Ministerio de Cultura de la Nación.

Formado en Bellas Artes, presidente de la Fundación contra el Abuso Sexual Infantil y la Violencia Familiar, instaló la "Ley Piazza" que amplió los plazos de prescriptibilidad para las denuncias de abuso sexual infantil. También cantante, productor, escritor y empresario. En un ambiente íntimo y taciturno Roberto Piazza se viste de bata para contarnos qué opina sobre los temas trascendentales.

-¿Cuál es tu Dios?

-Mi Dios a veces es quién está a mi lado. A veces una flor, a veces una mariposa. A veces me siento a desayunar y aparece un colibrí o varios y dicen que es cuando, por Dios, el espíritu de mi madre que se hace presente en mi jardín para saludarme y que es una bendición. A veces mi Dios es el aplauso, a veces mi Dios es el reírme. A veces me pregunto dónde está cuando de repente un niño es asesinado y violado; otras me pregunto dónde está cuando la injusticia humana la avaricia y los pecados capitales están a flor de piel. Mi Dios está. Me dio vida, me dio carne, sentimientos, creatividad. Me dió todo lo que tengo. Hablo con Dios todas las noches, agradezco, pido. Yo hablo todos los días con Dios, a la noche sobre todo o al despertar muy rápidamente. Agradezco, ante todo. Pido, no pido tanto como agradezco porque la gente pide, pide y pide. No agradece nunca aunque tengas un kiosko o tengas un palacio. Lo que sí pido es paz, serenidad, pido trabajo para mí y para mis pares.

El modista reflexionó sobre la existencia del hombre
El modista reflexionó sobre la existencia del hombre

"Pero mi Dios es eso, yo creo que está, y está esperando a ver que hacemos y nos dio la posibilidad de ser seres humanos buenos, y de igual modo creo que los seres humanos estamos errados, estamos errando, porque en nombre de Dios estamos cometiendo desde hace años, siglos, grandes pecados y grandes errores. Dios nos ha puesto acá para en esta tierra para hacer cosas lindas pero si nos ponemos un poquito a pensar creo que Dios es una maravilla. Le agradezco a Dios que me haya hecho nacer, crecer, vivir en esta querida Argentina y en este hermosísimo mundo".

“El sentido de la vida es disfrutar, crear, progresar y ayudar”
“El sentido de la vida es disfrutar, crear, progresar y ayudar”

– ¿Cuál es el sentido de la vida según vos?

– Yo creo que el sentido de la vida es disfrutar, crear, progresar y ayudar. Sobre todo eso, ayudar. Para mi es eso, estar feliz, brindar, ayudar y ser un poco mejor mejor cada día. Tratar en lo posible esquivar en la vida a la gente nociva, a la gente tóxica, esquivarla. Hay mucha gente nociva, hay mucha gente tóxica.

“Hay mucha gente nociva, hay mucha gente tóxica”
“Hay mucha gente nociva, hay mucha gente tóxica”

"Yo creo que el sentido de la vida es estar arriba en esta tierra, en esta humanidad hasta que Dios decida que es el momento de partir de estar mejor y durante todo este tiempo de crecimiento hasta la madurez y la vejez y la muerte es procrear, hacer, tener metas, arte, belleza, música y todo lo que hace a un mundo mejor, y luego partir".

*Mariano Marquevich es el autor de "La Llave Maestra", un libro que abre la puerta al bienestar, un libro para leer antes de cualquier otro libro. No es un libro de espiritualidad, ni de filosofía, ni de psicología o de religión. Aunque aborda áreas comprendidas en todas esas categorías, ninguna consigue ceñirlo en su definición. Pero es un bicho raro. Como vos.

LEA MÁS