La construcción fue afectada por la falta de obra pública en 2016. (Reuters)
La construcción fue afectada por la falta de obra pública en 2016. (Reuters)

Los "brotes verdes" forman parte de la última obsesión del Gobierno. La expresión se utiliza para hablar, de forma coloquial, de los signos de recuperación de una economía (en este caso, la de Argentina). Esas dos palabras no son nuevas, pero se repiten una y otra vez cuando se publican datos positivos.

Si bien ya se descarta un año recesivo para 2016, hay algunos datos que parecían indicar un leve repunte en los últimos meses. La construcción caminaba en esta delgada línea, pero la tendencia no se mantuvo. Luego de una suba del 6,8% en el despacho de cemento en agosto, el consumo cayó un 11,5% en septiembre, según datos del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (IERIC).

"El despacho de cemento volvió a crecer. Arrancó la obra pública, cambia la tendencia", había asegurado Alfonso Prat-Gay, ministro de Hacienda y Finanzas, desde su cuenta oficial de Twitter, con el dato anterior.

Con todo, este indicador clave para medir la actividad del sector arrojó en septiembre la octava caída del año. "La reversión de los guarismos de agosto está en parte vinculada a factores estadísticos, ya que en septiembre de 2015 tuvo lugar el mayor registro histórico para ese mes", estimó el informe, con datos de la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP).

Al poner la lupa sobre los datos históricos, el consumo de cemento entre enero y septiembre cayó un 12,4% interanual, registrando así la mayor contracción desde 2002. Los datos negativos de año no sólo se explican por la menor actividad económica, sino también por la falta de ejecución de obra pública, junto al Plan Procrear.

El 2009, el 2012 y el 2014 también fueron años de caída en el despacho de cemento, aunque por ahora registraron descensos menores al de este año. La magnitud de la caída del consumo a granel (sin empaquetar ni embalar) en lo que va del año casi duplica a la de igual período de 2012, que había sido la más significativa desde 2002.

El despacho de cemento es un indicador clave para medir la actividad de la construcción

La tasa de contracción del número de empresas en actividad se elevó nuevamente en septiembre. Mientras que en agosto descendió al 1,5% interanual, en septiembre registró la misma caída que en julio (1,8%). "En términos absolutos, en el último año dejaron la actividad 396 empresas, cuando en igual período de 2014 lo habían hecho 1.941; y en 2009, 2.988", comparó el informe.

Hacia delante, especialistas del sector anticipan que la tendencia negativa se empezará a revertir de la mano de nuevas licitaciones. Se produjeron 234 llamados a participar de las obras de infraestructura por parte del gobierno nacional en septiembre, por lo que en los primeros nueve meses se licitaron 989 obras, por $111.600 millones, según un informe privado de la consultora C&T Asesores Económicos.

El despacho de cemento volvió a caer en septiembre tras una recuperación en agosto.
El despacho de cemento volvió a caer en septiembre tras una recuperación en agosto.