“Los emigrantes”, de Antonio Berni, una de las obras del gran maestro argentino que pueden verse en esta edición de arteBA. (Lali Agüero)
“Los emigrantes”, de Antonio Berni, una de las obras del gran maestro argentino que pueden verse en esta edición de arteBA. (Lali Agüero)

*Antonio Berni (SUR – Montevideo/Punta del Este)

Una selección de los trabajos más destacados del excelso pintor y muralista argentino que, a través de su obra, le dio voz a los sectores marginados de la sociedad. Desde "Los emigrantes" –su homenaje al pintor brasileño Lasar Segall-, transitando por las series que a través del shock del color suavizan la oscura realidad de los cabarets y la prostitución, hasta llegar a sus famosos y entrañables personajes: Juanito Laguna y Ramona Montiel.

*Cero, de Rogelio Polesello (circa 1969) (Galería Del Infinito)

La obra más icónica lenticular del pintor y escultor argentino Rogelio Polesello y, a la vez, la menos mostrada: "Salió solamente dos veces del taller de Rogelio para muestras específicas, y esta es la primera vez que se pone con opción comercial. Queríamos mostrar una pieza icónica de su trabajo con una obra muy atípica e inclasificable, uno de sus acrílicos más tempranos que pocas veces ha visto el exterior de la casa de Rogelio. También es un homenaje al público, en el sentido de poder acercarles una pieza que probablemente nunca hayan visto y poco se volverá a ver. Es un auténtico cisne negro de Polesello", explica el director artístico de la galería, Julián Mizrahi. Naná Gallardo, la musa inspiradora de Polesello y la mujer que lo acompañó durante 20 años, manifiesta con gran emotividad: "Es el maestro, el único, el grande. Su obra es mi presente y es genial poder redescubrir su trabajo, que goza de una impronta muy moderna, muy actual".

*Luciana Rondolini y un tributo a la moda (Galería Del Infinito)

Una artista que más que proponer, impone. Trabaja sobre papel y cartón, trasladando páginas de revistas e iconografía publicitaria, dibujadas en lápiz intervenido con yeso, representando figuras de la moda que al mismo tiempo son negadas. Las esboza perfectamente pero con los rostros "chorreados": "Lo que se tiene que lucir, lo que se destaca como objeto, es la prenda y no quien lo porta", señala la directora Estela Gismero. "En cuanto a Luciana Rondolini, queríamos agregar una artista que rompiera con el lenguaje de la geometría. Se maneja bien con el trazo, es sólida en su propuesta. No duda", agrega Mizrahi.

(Lali Agüero)
(Lali Agüero)

*Julio Le Parc (SUR – Montevideo/Punta del Este)

Cuando la imagen habla por sí sola, agregar un relato constituye una especie de sacrilegio. El arte cinético y abstracto del reconocido pintor y escultor argentino, de 88 años de edad, es imposible de traducir en palabras. Sus piezas, más que una obra, constituyen una experiencia.

Esta obra de Botero es la más fotografiada de la feria. (Lali Agüero)
Esta obra de Botero es la más fotografiada de la feria. (Lali Agüero)

*El hombre que camina de Fernando Botero (Maman)

La imponente escultura en bronce de 3,50 metros de altura se encontraba expuesta en un espacio público en Medellín y fue trasladada en un avión carguero de Frankfurt, para desembarcar especialmente en la 26a edición de arteBA. Es no sólo una de las obras más admiradas y fotografiadas de la feria, sino también una de las más caras, valuada en tres millones de dólares.

*Mondongo, retrato de amor (Barro)

Los célebres argentinos Juliana Laffite y Manuel Mandanha, artífices del detalle, presentaron a su amigo artista Sebastián Bonnet, en un imponente retrato hecho con hilos, una de las técnicas más referenciales de Mondongo. La sutileza del entrelazado de los hilos, sólo puede apreciarse como corresponde viendo la obra en vivo.

*Elba Bairon (galería Nora Fisch, en el espacio Dixit).

La obra está compuesta por una figura nueva, basada en el mito de Leda y el Cisne, que conmueve por su reminiscencia a la escultura clásica europea, y que conmociona por el twist de la artista que, a través de su particular técnica, logra que la pieza genere el efecto visual de estar esfumándose o, contrariamente, surgiendo. La figura central del stand representa a aquella mujer que enamoró al Dios Zeus al punto de hacerlo bajar del Olimpo convertido en cisne, con la única finalidad de volver a seducirla. Mujer y ave se despojan de su individualidad transformándose en uno, fundiéndose como el cabello de la agotada Danaide de Auguste Rodin, en su inagotable jarra. Frente a ella se sitúa una serie de relieves que aluden a las mamposterías clásicas.

*Cápsula de tiempo de Agustina Woodgate (Barro)

Una pieza compuesta por tinta de siete dólares, aire de Estados Unidos, vidrio, hierro y cemento, con el sello conceptualista de la multifacética artista argentina.

*Leila Tschopp (Galería Hache)

Desafía a la pintura, como ningún artista local logra hacerlo, desde una contundente perspectiva escenográfica. Las instalaciones pictóricas que desarrolla presentan pintura sobre muro, pintura sobre tela, estructuras móviles y materiales flexibles. En estas instalaciones el espacio es cuidadosamente estudiado para cuestionarlo, distorsionar sus coordenadas e involucrar al espectador en la experiencia.

La artista María Rosa Andreotti, activando el pangolé de Dani Umpi.
La artista María Rosa Andreotti, activando el pangolé de Dani Umpi.

*Dani Umpi y uno de sus parangolés (Galería Hache)

El polifacético artista uruguayo, reconocido por sus libros Miss Tacuarembó y Un poquito tarada, se presenta en arteBA retomando una vez más el concepto "parangolé" de Oiticica en los sesenta. Esta pieza, hecha con vibrantes colores de camisetas deportivas, que Umpi usa habitualmente en sus shows y performances musicales, puede mutar del tapiz al abrigo, siempre incitando al baile. En la foto podemos ver a la artista María Rosa Andreotti, activando el parangolé.

*Esteban Peña, serie Creer para ver (Galería Nueveochenta –Colombia-, Special Projects Patio Bullrich)

El artista se define como "una impresora humana". Su técnica consiste en jugar con la superposición del color, y pinta "al revés" del oscuro hacia el blanco. En arteBA presenta su serie trabajada con impresión CMYK con gamas en azul cian, magenta y amarillo. Una corona formada a partir de la superposición de estos colores con la cual se crea el negro, que contrasta con el blanco del papel. 

*Lucía Von Sprecher (El Mirador ARTE CONTEMPORÁNEO)

Artista emergente de Córdoba, acapara la atención de todos los visitantes con la crudeza y simbolismo de su producción. Utiliza la fotografía y la performance para generar obras que cuestionan el establishment del arte, sus posibilidades e imposibilidades. Instala en base a la intimidad de lo cotidiano, imágenes y palabras a modo de mantra, que sugieren una esperanza en el futuro y en el ser humano, al mismo tiempo que pone todo eso en duda. Una auténtica René Descartes de las artes plásticas.

*Cicuta de José Luis Quinteros (Galería El Gran Vidrio -Barrio Joven Chandon-)

Quinteros presenta cicuta embotellada, como objeto artesanal. La intención es la no intención, en palabras del artista cordobés: "La idea es que la gente vaya averiguando qué significa, un aliento a que el público reaccione de manera reflexiva. Hay personas que van a querer hablar de Sócrates y no es sobre Sócrates per se, sino sobre el simbolismo de alguien que decidió quitarse la vida para respetar sus propios principios". En este cabinet se pueden apreciar fotografías de una persona que levanta su cosecha de cicuta, tomadas en la oscuridad e iluminadas artificialmente con una linterna. También se presenta una valija cargada de cicuta, "para ser llevada a aquellos lugares donde reine el conflicto", señala Quinteros.

*Ricardo Rendón (Galería Arróniz –México- Special Projects Patio Bullrich)

Su trabajo gira en torno a un intento de volver y reivindicar los oficios más tradicionales: la albañilería, la herrería, la carpintería. Al artista le interesa trabajar con la materialidad del objeto y sobre el mismo perfora e interviene logrando dibujos trasladados a piezas que reseñan las herramientas de un oficio. Utiliza plumadas, guayas barras de aluminio y tornillos. Emplea la línea y juega con el vacío.

*Freelancer de Eduardo Basualdo (Espacio Chandón)

¡Mamá, ahí adentro hay un helicóptero!, señala con sorpresa en los ojos una adolescente a su madre. Se trata de la magnífica instalación del artista contemporáneo Eduardo Basualdo. Freelancer pone en tensión dos elementos de naturalezas opuestas: una estructura sólida y una máquina diseñada para volar. Un helicóptero entre cuatro paredes, con sus hélices en movimiento, ratifica que el arte vuelve posible lo imposible.

(Lali Agüero)
(Lali Agüero)

*Misako & Rosen

El minimalismo del arte de Tokio presente en las instalaciones de la feria de Buenos Aires. El retrato del artista japonés Shimon Minamikawa, pintado en acrílico replicado sobre doce lienzos que representan los signos del zodíaco, es de una sutileza conmovedora.

 

______

LEA MÁS

>> Vea más sobre ArteBA 2017

______

Ver más notas en Cultura