Miembros de la Constituyente chavista posaron en el edificio legislativo el viernes tras el juramento (AFP)
Miembros de la Constituyente chavista posaron en el edificio legislativo el viernes tras el juramento (AFP)

El ala dura del chavismo aceptó una derrota este domingo, tras el anuncio del propio Nicolás Maduro de trasladar la sede de funcionamiento de la Asamblea Constituyente fuera del Palacio Legislativo y ceder así en su intento de desplazar a los parlamentarios de la Asamblea Nacional, con mayoría opositora.

Según anunció Maduro, los constituyentes sesionarán en los espacios de la Casa Amarilla, edificio en manos del Ministerio de Relaciones Exteriores. También, usará el Teatro Bolívar y el Teatro Principal.

La decisión representa un revés para Diosdado Cabello, quien había manifestado su intención de avanzar sobre los espacios controlados por la oposición al chavismo. "Es muy claro que la Asamblea Nacional Constituyente debe funcionar desde el Palacio Federal Legislativo. No solo en el Salón Elíptico, sino en todas las áreas administrativas, el Hemiciclo, todo", señaló.

La Asamblea Nacional, en el Hemiciclo, y la Constituyente, en el Salón Elíptico
La Asamblea Nacional, en el Hemiciclo, y la Constituyente, en el Salón Elíptico

En su primera sesión, realizada el sábado, los más de 500 constituyentes se reunieron en el Salón Elíptico (en el complejo norte del Capitolio, a diferencia del Hemiciclo, que está ubicado en el complejo sur) y desplazaron a la fiscal general, Luisa Ortega.

En respuesta, la Mesa Directiva del Parlamento había anunciado su intención de defender su lugar habitual de funcionamiento y programó sesiones de comisiones para la mañana de este lunes y una sesión extraordinaria del pleno para la tarde.

Casa Amarilla de Caracas
Casa Amarilla de Caracas

Por su parte, Delcy Rodríguez, presidente de la ANC, agradeció a Maduro la decisión y aseguró que con ello podrán trabajar "con tranquilidad y armonía".

LEA MÁS: