Tareck El Aissami y José Luis Merino
Tareck El Aissami y José Luis Merino

Tareck El Aissami vuelve a estar en el foco de atención de las agencias de inteligencia de Estados Unidos. Un informe elaborado por agentes federales revela los vínculos narcoterroristas entre el vicepresidente de Venezuela y José Luis Merino, ex guerrillero salvadoreño del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), quien se desempeña como asesor de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La investigación deja al descubierto la compleja estructura a través de la cual El Aissami y Merino lavaron millones de dólares provenientes del narcotráfico, el contrabando de oro, el combustible y otros fondos ilegales, según publicó la periodista venezolana Maibort Petit.

Varios bancos centroamericanos fueron utilizados para blanquear los capitales, según el informe. Uno de ellos, de bastante renombre; aunque hasta el momento las autoridades norteamericanas no detallaron de cuál se trata.

Muchas de esas instituciones bancarias tuvieron un importante incremento de sus capitales, que sólo se puede explicar por la abundancia de fondos de origen ilegítimo, de acuerdo con lo apuntado por la investigación.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y Tarek El Aissami, actual vicepresidente
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y Tarek El Aissami, actual vicepresidente

Asimismo, algunos de esos bancos asociados a Merino también permitieron blanquear capitales provenientes de las corporaciones asociadas con El Aissami.

La investigación realizada por las agencias de inteligencia de Estados Unidos se llevó a cabo entre 2009 y 2015 con el objetivo de vigilar los movimientos de dinero del grupo terrorista colombiano de las FARC.

El informe sostiene que Merino, quien fue jefe guerrillero del FMLN durante la guerra civil de El Salvador, fue durante años el encargado de manejar parte de las finanzas de las FARC.

"Las inversiones sugieren la utilización del sistema financiero panameño y centroamericano para lavar activos provenientes de las FARC", señala la investigación, en la que también se detalla que "la estructura organizada por Merino y sus asociados ayuda a lavar dinero de otras organizaciones criminales, como las maras de Centroamérica y cárteles de la droga sudamericanos, incluyendo el Cártel de los Soles, además de recursos ilícitos de funcionarios civiles y militares del Gobierno de Venezuela, muchos de los cuales ya han sido investigados por las autoridades federales de los Estados Unidos".

Cabe destacar que Diosdado Cabello, ex presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, ha sido acusado en reiteradas oportunidades de dirigir la organización narcotraficante de los Soles.

El informe elaborado por las autoridades norteamericanas da cuenta de las actividades ilícitas entre El Aissami y Merino en Panamá: "El Aissami, a través de asociados, maneja en Panamá una empresa de nombre Yakima Trading Corporation, que es un holding que controla otra empresa del mismo nombre en Inglaterra".

"A través de esas empresas se manejan inversiones petroleras que se hacen en el mercado internacional y, a su vez, realizan lavado de dinero proveniente de la empresa criminal", indica el reporte de inteligencia, que especifica que las compañías vinculadas al vicepresidente chavista mantienen su dinero en bancos panameños. Una de esas instituciones es el banco St. Georges Bank.

Merino hizo varios viajes a Panamá durante el tiempo de la investigación. Allí, tanto el ex guerrillero salvadoreño como El Aissami contaron con los servicios de Ramón Fonseca Mora, fundador del bufete jurídico Mossack Fonseca, firma implicada en el escándalo Panama Papers.

LEA MÁS: