Tabaré Vázquez, presidente de Uruguay (Reuters)
Tabaré Vázquez, presidente de Uruguay (Reuters)

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, dijo que seguirá sin hablar con el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, hasta que éste no se retracte o presente pruebas de lo que dijo sobre el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, al que semanas atrás acusó de conspirar junto con Estados Unidos contra su gobierno.

En una entrevista de la cadena uruguaya VTV, Vázquez dijo que lo que expresó Maduro "es muy duro" porque "no es cierto". Y que "si no se rectifica, está diciendo que no tiene pruebas para sostener lo que dijo, y si no tiene pruebas para sostener lo que dijo, lo que dijo es una mentira".

Maduro acusó a Rodolfo Nin Novoa, canciller uruguayo, de conspirar con EEUU contra Venezuela
Maduro acusó a Rodolfo Nin Novoa, canciller uruguayo, de conspirar con EEUU contra Venezuela

Vázquez sostuvo: "No hablo desde noviembre con el gobierno de Venezuela y no voy hablar en tanto el embajador (venezolano) no cumpla con ir a la Cancillería uruguaya". Y agregó: "Maduro se queja de que no hablo con él. Claro que no voy hablar, porque si el canciller uruguayo cita a un embajador de otro país en nuestro país, (éste) tiene que ir a hablar y tiene que respetarlo".

"Tengo que defender la seriedad, la responsabilidad, la imagen de un país serio, sólido y respetable como es Uruguay", concluyó.

El presidente uruguayo opinó que la situación que vive Venezuela "es un drama", pero que debe resolver sus problemas sin injerencias externas. Rechazó "toda forma de violencia" y dijo sentir "una gran pena y un gran dolor por las muertes que están ocurriendo" y llamó a "que sean el diálogo, y no la confrontación, la resolución pacífica de las controversias, y no la violencia, los que resuelvan el problema".

Pero indicó que "los problemas que tienen los venezolanos los tienen que resolver los venezolanos", sin injerencias externas. "No hay que resolverlos (los problemas de Venezuela) desde fuera", afirmó.

Con información de EFE

LEA MÁS: