El heredero de Samsung, Lee Jae-Yong, en la corte de Seúl (Reuters)
El heredero de Samsung, Lee Jae-Yong, en la corte de Seúl (Reuters)

El heredero de Samsung, Lee Jae-Yong, fue condenado este viernes por un tribunal de Seúl a cinco años de cárcel por soborno, malversación de fondos, fuga de capitales y perjurio.

Otros cuatro altos ejecutivos de Samsung también fueron condenados a penas de hasta cuatro años de cárcel.

Los abogados de Lee anunciaron que apelarán la sentencia.

El tribunal del distrito de Seúl consideró que el vicepresidente de Samsung Electronics, el mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo, era culpable de esos delitos relacionados con el gran escándalo de corrupción que terminó con la destitución de la presidenta surcoreana Park Geun-Hye.

Los fiscales habían pedido 12 años de cárcel para Lee, acusado de entregar o prometer 43.000 millones de wones (unos 38 millones de dólares, 32 millones de euros) en sobornos a la confidente de Park, Choi Soon-Sil, actualmente encarcelada.

(REUTERS/Lee Jae-yong)
(REUTERS/Lee Jae-yong)

El pago era, supuestamente, a cambio de que el gobierno respaldara una fusión de dos filiales de Samsung, un movimiento crucial para el traspaso del poder de la compañía a Lee tras la crisis cardiaca sufrida por su padre en 2014.

La defensa del vicepresidente negó los cargos, diciendo que Park presionó a Samsung, que hizo las donaciones bajo coacción.

Lee no estaba al corriente de esos pagos y nunca los aprobó, sostuvo la defensa del heredero de Samsung.

Lee Jae-Yong, de 49 años, llegó al tribunal en un autobús del ministerio de Justicia esposado y con los brazos atados con una cuerda blanca. Llevaba un sobre con documentos y vestía traje oscuro sin corbata.

La condena de Lee Jae-Yong podría dejar sin timón al gigante de las telecomunicaciones durante años y obstaculizar la toma de decisiones clave para el desarrollo de la empresa.

(Con información de AFP)