Túnez ha dado un paso histórico para los derechos de la mujer, desde que su Parlamento aprobó el miércoles por la noche una ley para prevenir y castigar "todas las violencias contra las mujeres", una legislación pionera en toda la región.

De acuerdo con un artículo publicado por el diario El País, entre las principales novedades, la nueva norma suprime el artículo 227 bis del Código Penal, que permitía al violador de una menor evitar una pena de cárcel si se casaba con la víctima.

Ahora, quien mantenga relaciones sexuales con una menor de 16 años se puede enfrentar a 20 años de cárcel o incluso a cadena perpetua, en función del contexto, y serán cinco años de detención si la joven tiene entre 16 y 18 años. La nueva ley incluye también el delito de acoso sexual -un problema importante en Túnez-, incluido el verbal, para el que disponen multas de unos 1.000 dinares (poco más de 400 dólares).

Pese a que la Constitución de 2014 -sancionada al calor de las revueltas en el marco de la Primavera Árabe- ya instaba al Estado a proteger a las mujeres que sufren maltrato, se había avanzado poco en este terreno.

"Es un momento muy emocionante y estamos orgullosos de Túnez , de haber podido unirnos alrededor de un proyecto histórico", declaró la ministra de la Mujer, Naziha Laabidi.

La aprobación de la ley debió superar más de tres años de deliberaciones y la redacción de numerosos borradores. Sin embargo, la nueva legislación, que entrara en vigor dentro de seis meses, contó con el voto favorable de los 147 diputados, incluidos los representantes del partido islamista moderado Ennahda, primera fuerza del Parlamento.

Además, en el ámbito de la explotación de las menores, por ejemplo, las personas que utilicen en el servicio doméstico a niñas menores de edad se enfrentarán a penas de prisión de entre tres y seis meses.

Uno de los aspectos que suscitó un más largo debate en el Parlamento el pasado miércoles fue la cuestión de la edad de madurez sexual. Finalmente, se amplió de los 13 años de la legislación actual a los 18 años.

"Estamos muy contentas. Contar con una ley que castiga todas las violencias, incluidas la políticas, económicas y psicológicas, es un progreso enorme", explicó a El País Monia Ben Jamai, presidente de la Association Tunisienne de Femmes Democrates, la histórica entidad de defensa de los derechos de la mujer.

“A partir de ahora, aunque la mujer retire la demanda, cosa que sucede a menudo, la fiscalía deberá proseguir con el caso”

Un estudio citado por el diario español y publicado en el año 2010 establece que más de la mitad de las tunecinas dice haber sido víctima de agresiones físicas. En la mayoría de casos, el autor es un familiar o la pareja de las mujeres.

El parlamento de Túnes votó una histórica legislación contra la violencia hacia las mujeres
El parlamento de Túnes votó una histórica legislación contra la violencia hacia las mujeres

"La ley obliga al Estado a luchar contra la violencia doméstica y le obliga a proporcionar refugio a las mujeres maltratadas. A partir de ahora, aunque la mujer retire la demanda, cosa que sucede a menudo, la fiscalía deberá proseguir con el caso", dijo Ben Jamai. En efecto, se prohíbe de forma específica que los agentes se nieguen a registrar una denuncia de violencia de género.

Túnez es uno de los países de Medio Oriente con legislaciones más avanzadas en esa materia. En 1956, poco después de su independencia, la situación legal de la mujer tunecina avanzó gracias a la promulgación de un Código de la Familia inspirado en el vigente entonces en Francia.

LEA MÁS: