Personal del ejército indio cargan el cadáver de un soldado en un vehículo militar (AFP)
Personal del ejército indio cargan el cadáver de un soldado en un vehículo militar (AFP)

La India defendió este lunes el bombardeo de artillería sobre tropas de Pakistán en la región disputada de Cachemira, que provocó la muerte de cuatro soldados, considerando que tiene derecho a responder a "violaciones del cese al fuego".

Los jefes de las fuerzas armadas de ambos países hablaron por teléfono luego de que Islamabad acusara a Nueva Delhi por el ataque ocurrido el domingo en el valle de Neelam, cuando baterías indias dispararon sobre un convoy de vehículos paquistaníes en la región de Cachemira administrada por este país.

Luego de la conversación, el ejército indio publicó un comunicado en el que sostiene que "todas las violaciones al cese al fuego fueron iniciadas por el ejército de Pakistán y la respuesta fue apropiada", y que "se reserva el derecho de acciones de represalia".

El texto también agrega que el ataque buscaba frenar a "invasores armados" que intentaban cruzar la Línea de Control, frontera de facto entre ambos países.

Cachemira se encuentra dividida entre la India y Pakistán desde el fin del dominio británico, en 1947, y ambas partes reclaman este territorio sobre los Himalayas. Han peleado dos guerras por esta razón, en 1947 y en 1965, y protagonizado diferentes escaramuzas en los tiempos recientes, las últimas, en 2015.

Si bien existe un cese al fuego desde 2003 que ha reducido la intensidad de los combates, sigue habiendo intercambio de artillería y morteros como el ocurrido el domingo.

Militares de Pakistán observan uno de los muertos en el ataque (AFP)
Militares de Pakistán observan uno de los muertos en el ataque (AFP)

En tanto este lunes, un día después del incidente y la defensa de Nueva Delhi, una niña y un soldado en el distrito de Poonch -en la región administrada por la India- murieron por fuego paquistaní disparado desde la frontera, según el Press Trust of India.

(Con información de AFP)

LEA MÁS: