Una escena de terror se vivió en el metro de Roma cuando una mujer quedó atrapadas entre las puertas del último vagón de la formación y fue arrastrada varios metros sin que el conductor detuviera su marcha. Pese a los gritos de alerta y los gestos, Gianluca Tonelli, el responsable del tren no percibió lo que ocurría a su alrededor: estaba concentrado comiendo su almuerzo.

El hecho ocurrió el pasado miércoles en Roma, pero las imágenes se hicieron públicas en las últimas horas. La víctima identificada como Natalya Garcovich, bielorrusa de 43 años, fue llevada de urgencia a un centro médico cercano y sufrió heridas de gravedad, aunque su vida no está comprometida. El video fue obtenido por el diario Corriere della Sera.

Tonelli, en tanto, fue suspendido de sus funciones. Una decena de filmaciones demuestran su grave inoperancia durante lo que pudo ser una tragedia. Él, sin ruborizarse, indicó que tuvo "mala suerte" y que se siente "humillado" por la situación.

LEA MÁS: