El sábado pasado se declaró un violento incendio en el centro del país y esta fotografía, tomada y subida a Facebook por el bombero português Pedro Brás, se ha viralizado rápidamente. La imagen muestra a 13 bomberos descansando exhaustos en un parque de la localidad de Álvares, en la zona de Góis.

La foto, que también, compartió la página de Facebook "Respeito pelos Bombeiros" se ha compartido más de 70.000 veces en la red social. En Twitter la etiqueta #herois está sirviendo para recoger los mensajes de aliento y apoyo a los bomberos.

El incendio se mantiene activo en los distritos de Leiria y Coimbra y avanza hacia municipio de Góis, donde vecinos de varias aldeas han sido evacuados por las autoridades.

Góis, situada a 40 kilómetros al norte de Pedrógão Grande, es ahora "la zona más peligrosa" dentro del área afectada por el incendio, dijeron a Efe fuentes de Protección Civil.

El avance de las llamas ha obligado a evacuar la aldea de Cadafaz, en Góis, donde residen casi dos centenares de personas, en tanto que otras poblaciones han sido desalojadas durante la noche "por precaución", sobre todo, ancianos.

Las condiciones meteorológicas no son favorables por el viento y las altas temperaturas, que en algunos lugares alcanzan los 43 grados centígrados.

Según el último balance oficial de víctimas, aún provisional, el fuego ha provocado 64 muertos y 153 heridos, aunque esta cifra incluye los afectados en varios incendios de la zona, no solo declarado el sábado en Pedrógão Grande, el más mortífero de los últimos años en el país.

La ministra de Administración Interna de Portugal, Constança Urbano de Sousa, ya avanzaba esta mañana, en una entrevista con EFE, que, pese a los avances registrados durante la noche "no hay que bajar la guardia".

"Todo esto es muy volátil, ya que el incendio puede estar dominado y, de repente, los vientos cambian", añadió la ministra que se encuentra en el lugar de la tragedia desde el sábado.

LEA MÁS: