La Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard (Boston) en su informe "Core Exercises" reveló que no hace falta sumarle a todos los ejercicios diarios los 2.000 "crunchs" (el clásico abdominal "bolita" en el que se ejercita acostados boca arriba, con las rodillas flexionadas y los pies completamente apoyados en el suelo, separados el ancho de las caderas).

El clásico “crunch” (Istock)
El clásico “crunch” (Istock)

Los especialistas explican que si en nuestras actividades cotidianas, prácticas deportivas y de ocio utilizamos todos nuestros músculos a la vez… ¿por qué ejercitarlos por separado?

Así que, según reseñó El Mundo,  Harvard recomienda hacer abdominales con isométricos. Qué son los isométricos… las clásicas planchas.

"Con las planchas -nombre popular con el que se conoce esta técnica- se logran trabajar de una forma más equilibrada todo el abdomen y la espalda -incluso los glúteos- con un solo ejercicio en lugar de aislarlo para tonificarlo como se hace con los 'crunchs', lo cual resulta mucho más interesante -y práctico-para nuestra vida real".

Se trata de una serie de ejercicios ejecutados en estabilización horizontal -boca abajo, elevamos el cuerpo sosteniéndonos sobre la palma de las manos, codos y pies con el abdomen activado a tope-.

Abdominales con isométricos (Istock)
Abdominales con isométricos (Istock)

En esta postura, se contraen los músculos en estático durante un período de tiempo que no debería ser inferior a 10 segundos. Aunque aparentemente parezcan sencillos de ejecutar, este tipo de rutinas requieren de un acondicionamiento físico (sobre todo, de fuerza) previo para desarrollarlas con dignidad.

(Istock)
(Istock)

LEA MÁS: