Las víctimas del atentado terrorista en el cual un palestino arrolló a un grupo de soldados israelíes en Jerusalén fueron identificadas por las autoridades.

Se trata de la teniente Yael Yekutiel, de 20 años; la cadete Shir Hajaj, de 22 años; la cadete Shira Tzur, de 20 años; y el cadete Erez Orbach, de 20 años.

Los cuatro eran miembros de la Fuerza de Defensa de Israel, en un país que cuenta con servicio militar obligatorio de dos años y medio para los hombres y dos años para las mujeres. Formaban parte de la escuela de oficiales.

Yekutiel, la única oficial del grupo, fue descrita por un amigo de la infancia como una persona "llena de luz y de alegría de vivir", según remarca el Times of Israel.

"Amaba la vida, amaba a todos, y todos la amaban a ella", señaló su tía.

Será despedida por sus padres y hermanos en el cementerio militar de Kiryat Shaul, en Tel Aviv, la tarde del lunes.

La mayor de cuatro hermanas mujeres, Hajaj era una estudiante destacada que terminó primera en su clase y que fue descrita por su madre como una mujer que inspiraba "grandes esperanzas".

Su padre, en cambio, se dirigió al jefe de FDI, Gadi Eizenkot, y dijo: "Estos son nuestros hijos, los enviamos al Ejército sabiendo que quizá no vuelvan".

Hajaj será despedida también por la tarde, pero en el cementerio millitar de Jerusalén, en el monte Herzl.

Un familiar de Tzur la describió como "llena de vida, le gustaba dar a otros. Siempre la recordaremos con una sonrisa".

La joven mujer de 20 años comenzó su servicio militar en la Fuerza Aérea, pero luego pidió ser transferida a las fuerzas terrestres.

Su familia la despedirá en el cementerio militar de Haifa, en el norte del país.

A pesar de haber recibido la excepción del servicio militar, Orbach luchó por ingresar en el ejército como voluntario y luego en la escuela de oficiales.

Era el mayor de seis hermanos en una familia religiosa, y su despedida será en el cementerio militar del asentamiento Kfar Etzion, en Cisjordania.