El ministro saudí de Energía, Khalid al-Falih, llega a la cumbre en Viena (AFP)
El ministro saudí de Energía, Khalid al-Falih, llega a la cumbre en Viena (AFP)

Los precios del petróleo registraron una fuerte subida este miércoles, impulsados por la expectativa de un acuerdo para bajar la producción en la reunión que celebra en Viena la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Hacia las 10 GMT, el precio del barril de crudo Brent para entrega en enero había aumentado USD 2,41 y llegó a USD 48,79, mientras que el crudo WTI para el mismo plazo había subido USD 2,17, hasta los 47,40, unas alzas respectivas de 5,20 por ciento y 4,80 por ciento.

La OPEP se reunirá para intentar acodar una medida que reduzca el exceso de la oferta que ha lastrado los precios del "oro negro". Para ello, los ministros del sector de los 14 miembros de la OPEP buscan superar sus diferencias sobre la forma de aplicar un recorte de la producción conjunta de crudo, el primero desde 2008, después de haber llegado a un pacto preliminar en septiembre.

La idea es limitar las extracciones en un nivel de entre 32,5 y 33 millones de barriles diarios (mbd) a partir de enero próximo, desde el volumen récord de 33,64 mbd que alcanzaron en octubre. La dificultad radica en establecer cuántos barriles debe retirar cada socio del mercado y enfrentar sobre todo a Arabia Saudita con Irán.

Las persistentes divergencias han despertado dudas sobre la capacidad de la OPEP de lograr el consenso necesario, y ante la falta de señales de avances tras semanas de intensos contactos y negociaciones, los precios del crudo cayeron el martes con fuerza. No obstante, varias autoridades se mostraron optimistas de lograr un acuerdo.

"Todas las señales son muy positivas, van a ver", dijo con una sonrisa el ministro del Petróleo de Venezuela, Eulogio del Pino, pocos minutos antes de una reunión del cártel en Viena y vaticinó que sería un acuerdo "histórico".

Por su parte, el ministro de Energía de Arabia Saudita, Khalid al-Falih, comentó que estaba de acuerdo con que Irán congele el bombeo en los niveles previos a las sanciones internacionales. "Creo que el sentimiento general es optimista y positivo", opinó.

(AFP)
(AFP)

Teherán ha destacado que, mientras en los años pasados no ha podido aumentar sus exportaciones debido a las sanciones internacionales por su programa nuclear, Arabia Saudita ha incrementado las suyas compensando, en parte, la producción iraní que faltaba, así como la de otros socios afectados por diversos conflictos (Libia, Nigeria, Irak).

La República Islámica argumenta que los socios que más han abierto las espitas en el pasado deben ahora ser los que más reduzcan su producción, posición que no acepta Riad.

(Con información de AFP y EFE)