Josie Ajak nunca perdió la sonrisa por el incómodo incidente
Josie Ajak nunca perdió la sonrisa por el incómodo incidente

El personal de un café australiano mostró toda su indignación con una mujer que rechazó ser atendida por una trabajadora de color y pidió que "traigan a una señorita blanca", y su respuesta se viralizó en las redes sociales.

Josie Ajak, una inmigrante sudanesa, fue sorprendida ante el pedido de la cliente, que no ha sido identificada. Además del pedido racista, la insultó afirmando que la joven africana "no merece su tiempo ni dinero".

Ajak, sin embargo, reaccionó con naturalidad: le dijo que no había problema y que espere a un costado. Luego, sin perder la sonrisa, le informó a sus compañeras de trabajo que la mujer no sería atendida por racista y continuó recibiendo los pedidos del resto de clientes.

Finalmente, la mujer, que estaba en silla de ruedas, decidió irse tras ser ignorada por el resto del personal. "Me observó molesta, con una mirada malvada", recordó Ajak al portal Buzzfeed.

Su compañera de trabajo Jade Arevalo se solidarizó con su amiga y publicó un mensaje en Facebook: "Josie es una de las personas más buenas y amigables que uno podría conocer. No mereció ser excluida de esa manera", lamentó. Además, le dirigió un mensaje a la cliente protagonista del hecho: "La próxima vez que vengas al local y quieras una bebida, dale un abrazo a Josie y saluda. Tienes suerte de que ella no defecó en tu torta como hizo esa mujer en The Help (una película con una escena como la descrita)". Su comentario fue compartido más de mil veces y generó una cadena de apoyo para la afectada.

El local comenzó a recibir decenas de llamadas, desde clientes habituales a australianos de otras ciudades, para saludar a las trabajadoras, mostrar su apoyo y felicitarlas por su reacción.

Además, comenzaron a usar camisetas con un lema en rechazo a la discriminación, con el lema "Sin tiempo para el racismo".

Por su parte, Josie agradeció por Facebook el inmenso apoyo recibido, "de amigos y extraños", y destacó que "sin importar de que color, género, edad, tamaño o forma, todos merecemos amor y debemos ser tratados d esa manera".