Es la primera vez que los tres países realizan un ejercicio militar en conjunto (US Navy)
Es la primera vez que los tres países realizan un ejercicio militar en conjunto (US Navy)

Estados Unidos, Corea del Sur y Japón llevaron a cabo un ejercicio militar sin precedentes el martes para probar sus sistemas de defensa misilística diseñados para contener posibles ataques de Corea del Norte, que consideró a la maniobras como una "provocación".

El ejercicio se realizó en aguas de Hawái, apenas una semana después de que Pyongyang realizara una prueba exitosa de un misil de medio alcance que el líder del régimen, Kim Jong-un, considera que puede alcanzar las bases estadounidenses en el Pacífico.

Entre las maniobras del martes, se probó el sistema Aegis diseñado para destruir misiles en vuelo. El arma defensiva fue desarrollada por Washington pero es operada por los tres países.

La semana pasada Pyongyang hizo una prueba exitosa de su misil nuclear “Musadan” (Retuers/KNCA)
La semana pasada Pyongyang hizo una prueba exitosa de su misil nuclear “Musadan” (Retuers/KNCA)

"Aunque no se dispararon misiles, todos los participantes fortalecieron su cooperación, sus canales de comunicación, la recolección de datos y el análisis de sus capacidades", dijo el Comando del Pacífico de Estados Unidos en un comunicado.

La novedad de los ejercicios es la participación en conjunto de Corea del Sur y Japón, que recién están saliendo de tensiones diplomáticos que dificultaban el plan de Estados Unidos de presentar un frente común contra el programa nuclear de Pyongyang.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Corea del Norte condenó las maniobras como "otra provocación militar realizada por Estados Unidos" y reiteró que su país tiene la "voluntad estratégica" de lanzar un ataque nuclear preventivo si es amenazado.

El régimen norcoreano de Kim Jong-un consideró a las maniobras una “provocación” (AFP)
El régimen norcoreano de Kim Jong-un consideró a las maniobras una “provocación” (AFP)

Pyongyang tuvo un avance tecnológico este año tras lograr, luego de muchas pruebas fracasadas, lanzar un misil de medio alcance con capacidad nuclear. El "Musadan", lanzado en junio, tiene un alcance de 4.000 kilómetros y podría alcanzar la base estadounidense en Guam.

El jefe del pentágono Ashton Carter dijo la semana pasada que la prueba misilística remarcó la necesidad de reforzar las defensas para proteger a tropas estadounidenses en Japón y Corea del Sur.

Seúl y Washington, incluso, están en tratativas para implementar el sistema de de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, en inglés) en Corea del Sur, un gestión que generó oposición tanto de China como de Rusia.

Con información de AFP